Animales

Por qué mi perro tiene los ojos rojos

Pin
Send
Share
Send
Send


El ojo es un crisol, o como se dice, es «el mejor espejo del alma». El caso más habitual es cuerpos extraños, que ha penetrado accidentalmente en las estructuras oculares. Espigas, pelos, espinas y restos vegetales, tierra, arena,etc son algunos de los ejemplos. «Tras una exploración minuciosa podemos encontrarlos, en ocasiones sumamente escondidos en los sacos conjuntivales, tras la membrana nictitante (3° párpado) o en la propia córnea. El ojo afectado está rojo, lacrimea en exceso, y suele existir blefarospamo (cierre reflejo de los párpados). Además, nuestro fiel amigo se encuentra triste y acude a nosotros en busca de ayuda», comenta nuestro veterinario de cabecera Javier Álvarez de la Villa.

Los cuerpos extraños pueden ulcerar o herir la córnea (úlcera corneal). Pero las cosas pueden empeorar aún más, y el animal afectado, en un intento de eliminar el problema, podrá «autotraumatizar» el ojo con sus uñas o frotándose en muebles y enseres con frenesí. El diagnóstico es esencial. Una anestesia local del ojo permitirá una revisión oftalmológica mediante luz puntual y gafas de magnificación. Una vez descubierto el cuerpo extraño «intruso», será extraído delicadamente y entonces, el empleo de medicación tópica solucionará totalmente el problema.

Otro caso, no infrecuente, de ojo rojo es el glaucoma. Consiste en la subida de presión intraocular. En los casos clínicos graves, el ojo puede aparecer rojo con grandes vasos sanguíneos que convergen hacia la epiesclera (la capa más externa de la esclerótica). Además, el propietario lo ve como azulado. Este efecto es secundario a la córnea, que pierde transparencia, y a la pupila que se dilata, presentando el perro o gato en muchas ocasiones, pupilas de diferente tamaño si el problema es unilateral.

Además, el ojo podría estar dilatado y muy tenso a la palpación digital. En estos casos el servicio Veterinario es esencial. Un rápido diagnóstico, apoyado en la tonometria (medida de la presión intraocular) nos dará el diagnóstico precoz. Consecuentemente se implementan medidas urgentes destinadas a rebajar la presión intraocular que, de seguir permaneciendo, dañará la retina y el nervio óptico, y en consecuencia, la propia visión. Un caso curioso de ojo rojo es la Thelaziosi. Antiguamente denominada enfermedad del gusano oriental, pues aparecía en el continente asiático.

En los últimos años ha aparecido en países europeos y, entre ellos, España. «Consistente en un gusano nematodo del género thelazia que lo transmite la mosca de la fruta cuando se alimenta de las secreciones lacrimales de carnívoros y humanos. Es por tanto una zoonosis, es decir, enfermedad de transmisión desde los animales al hombre a través de un hospedador intermediario, la mosca», asegura el veterinario del Centro Veterinario Víctor de la Serna. Como es natural, el ojo está rojo, irritado, y el animal, se siente molesto. En la consulta Veterinaria, tras la pertinente exploración, aparecen larvas blancas y finas que se rebelan, retuercen y movilizan con rapidez. Es preciso eliminarlas con la ayuda de pinzas de Addson, irrigación profusa y bastoncillos oftalmológicos. Posteriormente, se alivia el ojo y se emplea un producto tópico y sistémico con efecto anti parásito. Esta enfermedad causa, por decirlo de alguna manera, repelús y rechazo pero , por suerte, puede ser prevenida y curada con eficacia.

Espejo de la salud

Otro caso que les sonará son las alergias. Existen unos datos curiosos que serán tenidos en cuenta. Las alergias suelen ser estacionales, cuando diferentes tipos de polen y alérgenos emergen y se hacen presentes en el ambiente. Como sucede con el ser humano, el ojo de nuestras pequeñas mascotas aparece rojo, irritado. «Están molestos, cierran los párpados y se intenta frotar y aliviar con las patas, así como frotamientos contra muebles, suelo, paredes, etc. Lejos de mejorar el problema, puede empeorar, incluso con la formación de una herida o úlcera corneal», comenta Javier Álvarez de la Villa.

Es interesante también que el problema suele ser simétrico y bilateral, es decir, afectará a ambos ojos y, en muchas ocasiones se podrá acompañar de picores en otras partes del cuerpo e incluso, el consabido y típico estornudo alérgico. Agradecerá nuestro querido perro o gato, un tratamiento paliativo y etiológico, que devolverá el confort ocular habitual. Ahora les mostramos el ojo como espejo de salud. Muchas enfermedades sistémicas como la Leishmaniosis, enfermedades transmitidas por las garrapatas, tumores, enfermedades endocrinas, graves infecciones uterinas, infecciones de los dientes y cavidad oral podrán reflejarse en la salud del globo ocular.

ABC

Dichas patologías «inflaman» a distancia el interior del globo ocular. Si no se descubre la causa con premura, nuestro compañero canino o felino,podrá perder la visión por completo, pero además la enfermedad primaria podrá amenazar seriamente su salud e incluso , su vida. Esta patología ocular se conoce con el nombre de Uveitis (inflamación de una capa interna del globo ocular de por sí muy vascularizado). El agente causal, ha podido llegar desde lejos a los capilares y pequeños vasos sanguíneos de dicha capa y ahí se asienta, para producir inflamación y destrucción a distancia. Como siempre, diagnóstico precoz e identificación de la enfermedad primaria , que trataremos expeditivamente, además del tratamiento sintomático e intenso del propio ojo. Estaremos salvando no sólo la visión, también preservando su salud.

Atención a los gatitos huérfanos

Finalmente, ahora que llega el otoño, nos acordamos de los gatitos huérfanos otoñales. Nacidos al final del buen tiempo les «atropellará» de golpe la caída de temperaturas y otros rigores. Sus defensas, en la hostil calle y abandono, se resienten inexorablemente y aparecerán serios y complejos problemas oculares. Los albergues se llenarán al límite de estos huerfanitos cegados y muchas clínicas veterinarias los recibirán, de mano de compasivos adoptantes.

Decíamos que el problema es complejo, con ojos purulentos, cerrados, cegados y córneas muy dañadas. Detrás, un complejo etiológico con herpesvirus,calicivirus, clamydias, mycoplasmas, etc que han aprovechado las mencionadas caídas de defensas. Por suerte, un tratamiento especializado puede salvar al gatito y devolver su privilegiada y característica visión y salud ocular.

El enrojecimiento ocular en perros

Cuando observamos que nuestro perro tiene los ojos rojos, este enrojecimiento está afectando a una estructura concreta del globo ocular, en este caso observaremos rojeces en la parte blanca del ojo, conocida como epiesclerótica y esta condición de enrojecimiento se conoce médicamente como epiescleritis, un término que indica inflamación de esta estructura ocular.

Se trata de una inflamación que puede presentarse como un engrosamiento generalizado en el globo ocular o bien como un pequeño nódulo inflamado y de localización muy definida, de antemano debemos aclarar que generalmente se trata de una condición benigna y con buen pronóstico.

Síntomas de la epiescleritis en perro

Si nuestro perro padece inflamación de la epiesclerótica podremos observar en él los siguientes síntomas:

  • Nódulo en el ojo o bien engrosamiento generalizado
  • Coloración alterada de la parte blanca del globo ocular que puede ir desde un color rosado hasta un tono marronoso
  • Ojos irritados y enrojec >

¿Cómo tratamos el enrojecimiento ocular en nuestro perro?

La epiescleritis puede tener diversas causas y en ocasiones esta inflamación se corresponde con diversas patologías, alguna de ellas relativamente de fácil manejo y tratamiento, como la conjuntivitis, pero otras de más complejo pronóstico, como es el caso del glaucoma. La valoración veterinaria resultará de gran importancia para determinar la causa subyacente y prescribir el tratamiento adecuado.

Como mencionábamos al inicio este síntoma no suele indicar gravedad y su pronóstico es bueno, pero para ello se requiere una atención veterinaria inmediata, ya que sí podrían surgir complicaciones si la inflamación no es tratada y se extiende.

El veterinario prescribirá colirios y pomadas oftálmicas, las cuáles pueden incluir distintos principios activos, siendo habitual que incluyan componentes antiinflamatorios y analgésicos, aunque si la inflamación es muy grave puede utilizarse un fármaco que contenga cortisona, uno de los más potentes antiinflamatorios, aunque también conlleva importantes efectos adversos.

El tratamiento podrá administrarse desde el hogar y el propietario debe comprometerse a realizar un adecuado cumplimiento terapéutico así como un seguimiento del estado de su mascota, acudiendo inmediatamente al veterinario si se produce algún tipo de agravación o nueva sintomatología.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué mi perro tiene los ojos rojos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Epiescleritis

Es una inflamación de los vasos sanguíneos que se trata con eteroides.

Presión ocular que provoca dolor e inflamación del ojo, se trata con gotas, pero se aconseja implantar a través de una operación un stent para drenar la zona.

Es una inflamación del ojo debido a un trauma o como reacción a una infección en otra zona del cuerpo, se administran gotas de esteroides para aliviar los síntomas.

Detección de la afección

Si tu perro lleva más de un día con los ojos irritados o bien muestra señales desde un primer momento de que tiene una afección, llévalo inmediatamente al veterinario. Allí lo examinarán con un oftalmoscopio para realizar un diagnóstico, ver el grado de irritación o inflamación que tiene y también le tomaran la presión ocular con un tonómetro para descartar un posible glaucoma.

El que un perro tenga los ojos rojosno se puede prevenir, pero siempre puedes evitar que vaya a más llevándolo rápidamente al veterinario.

ВїPor quГ© mi perro tiene los ojos rojos?

En mi experiencia como veterinaria oftalmolГіgica la razГіn mГЎs frecuente de ojos rojos en perros es la Гєlcera corneal. Puede ser muy graves si pasa desapercibida o no se lleva al perro al veterinario inmediatamente.

Los medios que dan transparencia al ojo son susceptibles de sufrir infecciones y degradarse hasta perforarse en pocas horas, sobre todo si el perrito se frota ya sea con las manos o contra sГЎbanas y tapizados.

Las causas mГЎs frecuentes de este problema, que inicialmente crea ojos rojos en perros, son:

  • Un trauma leve (golpe en el ojo),
  • Un cuerpo extraГ±o que entrГі al ojo del perro,
  • IrritaciГіn provocada por shampoo u otro agente quГ­mico,
  • Alteraciones de algunas de las partes del ojo.

Es muy probable que el dueГ±o no sepa la causa, sin embargo eso no es de importancia. Lo mГЎs importante es evitar que el problema empeora llevando a la mascota a un veterinario.

ВїCГіmo detectar una Гєlcera corneal en perros?

Lo primero que el dueГ±o percibirГЎ es que el perro guiГ±a un ojo y lo hace seguido. El ojo rГЎpidamente se torna rojo, lloroso o con lagaГ±as y puede estar entrecerrado.

El perro puede intentar frotarse contra objetos o con sus patas, como si algo le molestara dentro del ojo.

Pin
Send
Share
Send
Send