Animales

Recomendaciones para cepillar el pelo de mi perro

Pin
Send
Share
Send
Send


La higiene de nuestros perros es de suma importancia para mantener su salud además de que puede ayudarnos a prevenir ciertas enfermedades de la piel e incluso lo que se conoce como ectoparásitos (pulgas y garrapatas). Pero saber cómo cepillar a un perro adecuadamente no siempre es una tarea sencilla.

Además de ayudarnos a mantener a nuestro peludo limpio y saludable, el cepillado es una gran manera de establecer y fortalecer vínculos de cariño entre ellos y nosotros sus humanos favoritos. La mayoría de los perros disfrutan mucho una buena sesión de cepillado, los ayuda a relajarse que es otra de las ventajas de acostumbrarlos a esta acción.

Cada vez que nuestro perro sale a uno de sus paseos, partículas de polvo y suciedad se adhieren a su pelaje, es por esto que los cepillados frecuentes son importantes para mantenerlo limpio.

Tabla de contenido

¿Cuál es la importancia de cepillar a nuestro pero?

La higiene de nuestro perro es una parte importante de su buena salud. El cepillado frecuente de su pelaje no ayuda a mantenerlo limpio sin la necesidad de tener que bañarlos muy a menudo que es algo que no se recomienda, sobre todo para ciertas razas de perros.

El cepillar a nuestra mascota también nos va a ayudar a identificar si hay presencia de ectoparásitos como pulgas o garrapatas lo que nos permitirá atacar su presencia tan pronto como las descubrimos y de esta manera evitar que esto se convierta en un problema peor.

Aprende acerca de las garrapatas en los perros

Para la mayoría de los perros el cepillado es una manera de recibir amor de parte de su dueño . Esta acción muchas veces logra relajarlos y tranquilizarlos y se puede utilizar como una manera de ayudarlo en momentos de estrés. Además de que esta acción cercana ayuda a mejorar la relación humano-mascota haciendo de ese lazo uno inclusive más fuerte.

Realizar cepillados frecuentes de nuestro perro ayudará a remover de manera controlada lo que se conoce como pelo muerto que son los pelos que nuestro perro va soltando por la casa y que en ocasiones resultan tan molestos.

Cómo cepillar a un perro cachorro

Es muy importante que acostumbremos a nuestro cachorro al cepillado, ya que dependiendo del largo que tendrá su pelaje cuando sea adulto puede que sea un asunto primordial para su higiene.

Mientras más temprano le enseñemos al cachorro el hábito del cepillado, más aprenderá a entender que no es nada malo y podremos enseñarle a disfrutarlo como parte de la rutina.

Debemos comenzar con un cepillo de cerdas suaves, sobre todo si nuestro cachorro tiene poco pelo, la idea es que se acostumbre a la acción de pasar el cepillo por su cuerpo sin asustarse y sin morder, luego, progresivamente, introduciremos los cepillos o peines adecuados para su tipo de pelaje.

Cómo cepillar a un perro de pelo corto

En los perros de pelo corto como el bóxer, dálmata, salchicha, pug y parecidos, el cepillado tiene la función de eliminar el pelaje muerto que se suelta por lo que no necesita cepillos para desenredar. En esto perros se deben usar un tipo de implementos suaves preferiblemente de goma que pueden ser un cepillo o un guante.

Lo que se debe hacer es primero cepillar al perro en el sentido en el que crece el pelo, luego, vamos a cepillarlo en sentido contrario de lo que crece para eliminar el pelo suelto así como las células muertas de la piel. Esta parte del cepillado ayudará a masajear la dermis lo que ayuda a mantener su piel y pelo sano. Para terminar, vuelve a cepillar en el sentido en el que crece el pelo para que lo dejes listo y limpio.

Cómo cepillar a un perro de pelo medio

Los perros que se consideran de pelo medio son por ejemplo los golden retriever, huskies, pastores alemanes o cocker spaniels, estas razas tienen el pelaje un poco más largo y grueso que los de pelo corto por lo que el cepillado tendrá, además de la eliminación de pelo muerto, la idea de desenredar y peinar.

Para trabajar con estas razas se recomienda trabajar con un cepillo de cerdas finas y largas preferiblemente de metal y que se encuentren muy juntas entre sí, a estos cepillos en muchos lugares les llaman raquetas.

La manera de proceder es exactamente igual que en los perros de pelo corto, comenzamos a favor del pelo, luego vamos a contra pelo y al final de nuevo a pelo. Debemos prestar especial atención a deshacer cualquier nudo que pueda haber en el pelaje con cuidado de no tironear muy fuerte porque podemos hacerle daño a nuestro peludo.

Para los nudos muy fuertes, podremos encontrar otro tipo de artículos que nos ayudarán a eliminarlos más fácilmente, puedes consultar en tu tienda de mascotas favorita cuáles son estos cepillos especiales para desenredar.

Cómo cepillar a un perro de pelo largo

Los perros de pelo largo son por ejemplo los yorkshire terrier, maltés o shit zu y este tipo de razas requieren mucho cuidado con respecto a su pelaje. Estas razas necesitan ser cepilladas con un cepillo que cuente con cerdas de punta redondeada porque además de su largo pelaje tienen una piel bastante delicada.

Uno de los implementos que se pueden utilizar son los cepillos que tienen dos caras, una con cerdas suaves y juntas u otra con cerdas de metal más separadas. La idea es que diariamente se alternen ambas caras para lograr desenredar y de igual manera mantener la sedosidad del pelo. Otro de los implementos que se pueden utilizar son peines de metal que nos ayudarán a desenredar el pelo. Si se presentan nudos, podemos utilizar unas tijeras para tratar de romperlos antes de peinar para no hacer más daño.

Podemos utilizar productos para desenredar en estas razas que son una especie de acondicionador para el pelaje que ayuda a sacar rápidamente de cualquier nudo, también se recomienda peinarlos con el pelaje ligeramente húmedo y usando este tipo de productos para desenredar. La manera de cómo cepillar a un perro de pelo largo es siempre a favor de a manera en la que crece el pelo.

Cómo cepillar a un perro de pelo rizado

Los perros de pelo rizado como por ejemplo los poodle o los bichón frisé necesitan tanto como los demás perros de pelo largo ser cepillados para evitar la aparición de nudos. El peine ideal para este tipo de perros es uno que tenga cerdas de metal considerablemente más gruesas que los ejemplos anteriores y más separadas.

Si quieres que tu mascota se vea como un peluche y que el pelaje le quede como una especie de afro, se debe peinar con una raqueta mientras se le seca el pelo con un secador a temperatura media. Este cepillado estético debe hacerse a contrapelo para lograr ese look esponjoso.

Cepilla a tu perro regularmente

La función principal del cepillado del pelo de nuestro perro es la de eliminar el pelo muerto y también las células muertas de su dermis. Por lo tanto es más aconsejable un leve cepillado diario— 4-5 minutos— que un cepillado muy a fondo mensual. Es como lavarse los dientes, es más efectivo y sencillo realizarlo cada día, en vez de una asepsia bucal mensual.

La función secundaria del cepillado del pelo de nuestro perro es su peinado. En este caso sí que dependiendo del tipo de pelaje de nuestro can, el método y el tiempo de cepillado variarán según el largo y las características principales del manto de nuestra mascota.

A continuación os ofreceré unas sencillas recomendaciones para que el cepillado del perro sea una tarea cómoda para ambos. También trabajaremos los tipos de cepillos dependiendo del pelo de nuestra mascota.

Masaje sí, arañazos no. Con eso me refiero a que es vital emplear racionalmente las múltiples variedades de peines, cepillos y cardas que hallaréis en el mercado.

No necesariamente tendréis un resultado satisfactorio con un utensilio muy caro si lo empleáis mal: un cepillo de púas de plástico con bolitas en las puntas no herirá al perro si lo cepilláis con demasiado brío. Este tipo de cepillo es válido para un cepillado básico en cualquier tipo de pelo, y suficiente para el cepillado de perros de pelo corto si se realiza con frecuencia.

Su sesión de baño y cepillado dependerá de su raza o tipo de pelo

Seguro que si tienes un mejor amigo peludo, a veces habrás detectado ese famoso olorcillo tan característico conocido como ‘perrete mojado’. Aunque los perros no deben tener una higiene diaria y tan exhaustiva como los humanos, no está de más que reciban una sesión de baño y cepillado, sobre todo aquellos que viven en la ciudad ya que pueden acumular gran cantidad de polvo y polución en el pelaje.

¿Cada cuánto debo lavar a mi perro?

Tanto si se ha rebozado en un lodazal del campo y necesita un manguerazo para que no te ponga la casa perdida, como si deseas eliminar las partículas de suciedad y contaminación que se acumulan en su pelo durante sus paseos por la ciudad, la veterinaria Ixone Capataz Colás recomienda lavar a nuestro can como máximo una vez al mes. Mientras que, entre los cuidados de la Fundacion Affinity, aseguran que es suficiente con dos veces al año.

Aunque Capataz Colás indica que, en casos en los que existan patologías dermatológicas –problemas alérgicos, dermatitis…–, puede estar indicada la ‘champuterapia’, donde los lavados son más frecuentes y con productos recetados por un veterinario a modo de tratamiento para eliminar alérgenos o calmar la irritación. Asimismo, pasarse de higiene también podría resecar su piel y minar su protección natural, de manera que apareciesen ciertas dolencias. Además, Dado Diez CEO y cofundador de Snau, recomienda como alternativa para los perros urbanitas un baño seco cada 15 días.

¿Qué productos debo usar?

En este sentido, es primordial la elección del champú adecuado, siempre debes usar productos específicos que respeten el pH de su piel. Nunca uses uno para humanos, pues nuestro pH (entre 4.5 y 5.9) es más ácido que el de los perros, que se encuentra en torno al 7.5 (básico). A la hora de comprar un champú ideal para su tipo de manto (pelaje) debemos tener en cuenta una serie de características como el largo, el color, la dureza o el rizo.

Siempre debes usar productos específicos que respeten el pH de su piel, pues el nuestro es más ácido que el de los perros”

Desde la Fundación Affinity, aconsejan que si los bañamos en casa tengamos mucho cuidado cuando los enjabonamos, pues debes evitar que les entre champú en los ojos y oídos ya que podría provocarles irritación o incluso derivar en infecciones.

“Primero, cepilla para eliminar la caspa y los nudos. Después, humedece todo el manto desde el cuello hasta la cola. Aplica el champú hasta conseguir una espuma homogénea. Con una jabonada es suficiente, por lo que solo debes aclararlo bien para que no queden restos. En ocasiones también se puede aplicar una mascarilla, diferente según el tipo de pelo, y darle otra aclarada”, detalla Diez.

No obstante, otra opción es llevarlo a una peluquería canina. Capataz Colás explica que no solo para que luzca bonito y brillante, sino porque en el caso de los de pelo largo es necesario mantener una cierta rutina de cuidados, puesto que se les pueden formar nudos que ocasionen lesiones en su piel, así como la búsqueda y eliminación de parásitos, el corte de uñas o el vaciado de las glándulas anales.

Como siempre debes mirar por su salud y bienestar, observa si la hora del baño es un rato placentero y divertido para tu peludo o, por el contrario, es un evento estresante. Si es un mal rato para él, intenta espaciar los lavados todo lo que sea posible.

¿Cada cuánto debo cepillar a mi perro?

La experta veterinaria afirma que el cepillado es una forma de mantenimiento muy importante en el caso de aquellos con pelo largo. Su frecuencia puede oscilar desde a diario hasta al menos dos o tres veces por semana, con cepillos especiales, mucho cariño y cuidado.

Por otra parte, si observamos una perdida de pelo muy acusada puede ser desde una de sus mudas normales bianuales –no patológicas– hasta carencias en la dieta o problemas endocrinos. De manera que, si observas alopecias, picores o caspa acude a un especialista para que examine a tu mejor amigo.

En el caso de los de pelo largo, mantén una cierta rutina de cuidados para eliminar nudos y parásitos o evitar lesiones en la piel”

Cómo cepillar a perros de pelo corto

En los perros de pelo corto se cepillará al animal un par de veces en la dirección del pelo suavemente para eliminar cualquier tipo de enredo. Luego lo cepillaréis a contrapelo con un poco de brío para masajear su dermis y eliminar las células muertas de la piel, al mismo tiempo que activáis su circulación sanguínea. Por último volveréis a cepillarle en la dirección natural de su pelo para que os quede perfectamente peinado.

Cómo cepillar a perros de pelo medio

Los perros de pelo medio precisan de un peine para desenredar los posibles nudos previos a su cepillado (siempre sin tironear excesivamente). Puede ser metálico o de plástico, pero siempre con las púas romas para no arañar la sensible dermis de nuestra mascota.

En este tipo de pelaje es conveniente que la cerda del cepillo sea más larga que en el punto anterior, o bien que utilicéis una carda metálica de púa corta.

Procederéis de igual forma que con los perros de pelo corto: a favor del pelo/contrapelo/a favor del pelo. Siempre de forma suave y eliminando cualquier enredo en su pelaje. El animal debe disfrutar de su cepillado, no sufrirlo.

Cómo cepillar a perros de pelo largo

En los perros de manto largo es donde el material usado debe ser más específico, puesto que la función del cepillado del pelo de nuestro perro servirá también para su peinado.

Es muy importante revisar que el animal no tenga nudos. En este caso se impone eliminarlos previamente mediante unas tijeras de vaciar y un peine, antes de proceder al cepillado.

Es conveniente que en los perros con este tipo de pelaje, su cepillado a fondo se practique con el pelo levemente humedecido con algún tipo de acondicionador y luego se seque totalmente. Cuanto más largo sea el pelo de nuestro can, más largas deben ser las cerdas del cepillo usado. Si lo cepilláis a contrapelo hacedlo con mucha suavidad y mediante cepillados cortos.

Cómo cepillar a perros de pelo rizado

En los perros de pelo rizado empezaréis a peinarlos con un peine romo para evitar tirones. Dicho peine debe tener las púas separadas y con las puntas romas, o sea sin un filo que pudiera herir a vuestro can. En el mercado existen infinidad de modelos. Eliminad los enredos con unas tijeras sin hacer trasquilones. Luego proceded a cepillarlo a contrapelo con mucha suavidad para evitar que el pelo adquiera electricidad estática y pierda momentáneamente su rizo. Con el mismo cepillo y la misma suavidad peinarlo a favor del pelo.

Los beneficios del cepillado

La correcta conservación del pelaje de nuestro perro redundará positivamente en su salud, ya que detectaréis de forma inmediata si sufren la presencia de algún parásito o herida. Si realizáis el proceso de cepillado sobre una toalla o paño para este menester, recogeréis más cómodamente el pelo caído resultante.

¡Espero que estas breves recomendaciones para el cepillado correcto del pelo de vuestro perro os hayan sido útiles! No olvides suscribirte a nuestro boletín para recibir toda la información relacionada con los perros.

Si deseas leer más artículos parecidos a Recomendaciones para cepillar el pelo de mi perro, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidado del pelo.

¿Por qué cepillar el pelaje de un perro?

El objetivo principal del cepillado en los perros es eliminar el pelo y las células muertas que se van acumulando en la dermis. Es aconsejable llevar a cabo esta rutina de higiene todos los días (unos 5 minutos) de manera leve, y una más completa (20 minutos) por semana o quincena.

La función secundaria al cepillar el pelaje de un perro es la estética o el peinado. Pero la buena noticia es que en la misma sesión se puede conseguir todo: que el peludo se vea bonito y esté libre de suciedad y nudos.

Es muy importante elegir el cepillo adecuado según el largo y la cantidad de pelo que tenga tu mascota. Tampoco es necesario gastar mucho dinero en este instrumento. El más adecuado es el que tiene púas de plástico con bolitas en las puntas, porque no hiere la piel del animal. Para ello, debes cepillarle despacio. Recuerda: masajes si, arañazos no.

Pasos para cepillar el pelo del perro

Sobre todo en verano los canes necesitan un buen cepillado para eliminar la suciedad y el calor. Además, a través de este hábito de higiene se activa la circulación (con el masaje que ejerce el cepillo) y se estrechan aún más los lazos que tenemos con la mascota. Presta atención a los pasos para cepillar el pelaje de un perro:

1. Cepilla antes de bañarle

Cuando el pelo está seco, es menos propenso a los enredos y a que el animal sufra. Esto puede provocar que cada vez que el perro ve el cepillo se esconda, quiera morder o muestre los dientes. Además, cuando cepillamos antes del baño completamos la limpieza con el agua para retirar todas las células muertas que se han “levantado” de la piel.

2. El tiempo de cepillado depende del pelo

No es lo mismo cepillar a un Dálmata (pelo corto), a un Cócker Spaniel (pelo medio) o a un Galgo Afgano (pelo largo). Cada raza necesita más o menos tiempo según el largo del pelaje. Pero no sólo eso hay que tener en cuenta, sino también el tipo de pelo: los hay rizados y lacios. Como mínimo por día se recomienda cepillar 5 minutos.

3. Empieza desde cachorro

La mejor manera de que el perro disfrute del cepillado es tratando este hábito como si fuese un juego. Por supuesto que cuando los canes son pequeños es más fácil que todo lo tomen como divertido. Ese es el momento adecuado para comenzar. Con el paso del tiempo se dará cuenta de que es algo habitual y forma parte de la rutina. ¡Y le encantará! No olvides que los caninos, como las personas, son animales de costumbres.

4. Elige el mejor cepillo

Puedes ir al veterinario o a la tienda de mascotas para que te recomienden el cepillo adecuado según el largo y el tipo de pelo que tenga el perro. Lo importante es que su diseño sea cómodo para ti y que no estropee el manto del animal. Tampoco debe propiciar tirones.

Los cepillos para canes de pelo corto no son iguales que para los de pelo largo. Evita que las púas se enmarañen en el manto del animal. La regla indica que a mayor longitud del pelo, mayor largo deben tener las cerdas.

5. Coloca una toalla debajo

Si bien una buena cantidad del pelo quedará atrapado entre las púas al cepillar el pelaje de un perro, muchas partículas “volarán” por toda la casa. Si no tienes jardín, terraza o balcón, y tienes que hacer esto dentro, te recomendamos que elijas el baño o la cocina. Además, debes poner una toalla debajo del perro para que los pelos caigan ahí y sea más sencillo juntarlos después.

Video: Tipos de cepillos para perros - CUIDADOS Y CONSEJOS con audio (Agosto 2020).

Pin
Send
Share
Send
Send