Animales

Cada cuánto desparasitar a mi perro?

Pin
Send
Share
Send
Send


Recordamos un día en el que una clienta nos trae su perrito a vacunar. Nosotros, como protocolo siempre o prácticamente siempre desparasitamos cada vez que vacunamos, por lo que le dimos una pastilla antiparasitaria de acuerdo con el peso corporal del perrito. Casi morimos de un infarto cuando la dueña nos dice: ¡No! ¿Qué hacéis? Ya le di la pastilla antiparasitaria el mes pasado, vayamos a que se intoxique, le toca dentro de dos meses.

Este mini relato nos sirve para aprender dos cosas:

  • Una es que las pastillas antiparasitarias internas no son preventivas sino curativas. ¿Y esto qué significa? Sencillamente que la pastilla una vez ingerida hace el efecto de matar a los parásitos en ese momento y listo, mañana ese intestino está bien limpito para recibir a más “amiguitos parásitos”, por lo que podrías dar de nuevo otra dosis al día siguiente.
  • La otra cosa que aprendemos es que lo de desparasitar cada 3 meses como usualmente se cree es como dijo Einstein, relativo. Obviamente es mejor desparasitar cada 3 meses que no desparasitar nunca, pero si nos ponemos puntillosos, hay estudios que demuestran que los ciclos parasitarios de los parásitos más comunes en perros van desde los 40 a los 60 días, por lo que si esperamos a los 3 meses podrías encontrarte un ciclo más que cerrado con los adultos haciendo de las suyas.

Por lo que nosotros recomendamos desparasitar cada 2 meses, no cuesta trabajo y las pastillas son baratas. ¡Es que mi perro o mi gato no salen nunca de casa! Hay estudios en los que ponen a un grupo de gatos indoor ( que no salen de casa) a los que desparasitan y otro grupo indoor no desparasitado. Este estudio evidencia que la mitad o más de los gatos indoor no desparasitados tenían parásitos intestinales, esto es debido a que hay unas sustancias llamadas fómites que sirven como vehículo para transmitir parásitos, bacterias, virus, etc… y que normalmente introducimos con nuestro calzado. Por lo que, eso de que no vacuno o desparasito a mi perro o gato porque no sale a la calle para nosotros es un error. Por lo que desde aquí os animamos sencillamente a hacer las cosas bien, desparasitad y vacunad a vuestros gatos o perros aunque no salgan de casa (aunque al final algo salen, sobre todo estos últimos, y lo sabéis).

Con respecto a cómo hacerlo, hay varios productos para desparasitar. En el caso de los cachorretes usamos jarabes o comprimidos según el peso y edad del animal. En los perros o gatos adultos tenemos varias opciones, o pastillas (compuestas por praziquantel, pirantel y febantel), otras más básicas con solo praziquantel o pirantel y otras con productos como la milbemicina (mucho más caros pero con muy buen efecto) o mezcla de praziquantel y emodepsida (también mucho más caro pero de acción completísima). Existen las pipetas externas, que aunque se apliquen en la piel elimina los parásitos internos además de los externos y son frecuentemente usadas por propietarios que tienen problemas a la hora de suministrar medicación oral a sus gatos (que son todos). Después de todo este rollo farmacológico, deciros que una vez al año tenéis que pasaros para daros y sellaos la desparasitación, una mera burocracia sin sentido, para que en teoría conste en el Registro Andaluz de identificación que vuestro animal ha sido desparasitado contra el parásito que produce el quiste hidatídico y digo “en teoría” porque como hemos dicho antes, una vez desparasitado, mañana puede volver a infectarse con parásitos, por lo que el que aparezca en el registro no lo exime de padecer una infestación. Sí tendría sentido si hubiera antiparasitarios que durasen un año y que por desgracia ahora no hay.

En definitiva, desparasita y vacuna y así tu mascota vivirá más tiempo, y tú y tu familia estaréis más seguros.

¿Cada cuánto se desparasitan los cachorros?

Los cachorros deben de desparasitarse antes de la primera vacuna, administrándole un jarabe entre los 21 y los 30 días de vida que nos recomendará el veterinario. Después, tendremos que volver a desparasitarlos unos 15 días antes de cada vacuna.

A partir de los seis meses de edad, si vivimos en una ciudad y no vamos por el campo, será suficiente cada 3 o 4 meses, en caso contrario, será aconsejable desparasitarlos cada mes.

¿Qué antiparasitario usar?

En las clínicas veterinarias y en las tiendas de animales encontraremos estos diferentes tipos de antiparasitarios:

  • Collar: se coloca como si fuera un collar normal. Una vez puesto, se va liberando la sustancia antiparasitaria por todo el cuerpo, manteniéndolo así protegido de los parásitos externos. Puede tener una eficacia de 1 a 6 meses, dependiendo de la marca.
  • Pipeta: es como una botellita de plástico transparente en cuyo interior se encuentra el líquido antiparasitario. Se coloca en la parte posterior del cuello, y, si el animal es de gran tamaño, también en la base de la cola. Puede tener una eficacia de 3 semanas a 1 mes dependiendo de la marca, y puede proteger sólo contra los parásitos externos o, también, contra los internos.
  • Spray: el spray antiparasitario se puede usar cada vez que sea necesario. Se ha de pulverizar el pelo del animal teniendo cuidado de que el producto no entre en contacto con ojos, boca ni nariz. Elimina los parásitos externos.
  • Jarabes y pastillas: se administran sobretodo en los cachorros para eliminar los parásitos internos. El veterinario nos dirá cada cuánto podemos dársela (por lo general, será una vez cada mes o cada cuatro meses).

¿Sabes ya cada cuánto desparasitar a tu perro? 🙂

Desparasitar a los cachorros

A los pequeños cachorros hay que desparasitarlos antes de su primera vacuna. Es decir, entre sus primeros 20 y 30 días de vida.

Quien mejor puede aconsejarnos sobre la forma de hacer el desparasitado a un cachorro es el veterinario. Si todavía mama leche materna, el especialista aconsejará algún jarabe o gotas específicas para cachorros recién nacidos.

Cuando vaya aproducirse la vacunación, el cachorro tiene que estar libre de parásitos. Es recomendable que tome las gotas o el jarabe del desparasitado en torno a los siete días antes de la vacuna.

Al cumplir los seis meses de edad, lo ideal es contar con un calendario de desparasitado que se integre en la vida del perro.

Por ejemplo, si nuestra mascota vive en el campo o juega diariamente con otros animales, es recomendable desparasitar una vez al mes o cada dos meses.

Cuando nuestro perro pasa mucho tiempo dentro de casa o no tiene demasiado contacto con otros animales, puede hacerse el desparasitado una vez cada tres o cuatro meses.

Desparasitado interno y externo

Además de poder infestarse de pulgas y garrapatas, los perros también pueden tener parásitos que les afectan desde su interior.

Con origen en muchas causas diversas, como es el olfatear el suelo, tomar cosas infectadas, incluso a través de la leche materna, los perros pueden contagiarse con parásitos internos. Un ejemplo de estos parásitos internos son los gusanos intestinales.

Es fundamental quecada dos o tres meses suministremos a nuestra mascota las pastillas antiparasitarias o las gotas y jarabes especiales para cachorros que recomiende el veterinario.

Métodos de desparasitado

Además de las conocidas pastillas antiparasitarias para el desparasitado interno, hay otros sistemas diferentes en el caso del desparasitado exterior.

  • Los collares de desparasitado contienen principios activos capaces de eliminar pulgas, garrapatas y otros parásitos de nuestra mascota. En función del modelo pueden durar de dos a ocho meses. Pasado este tiempo se puede poner otro.
  • Pipetas o ampollas. Contienen un líquido que se deposita en la parte de atrás del cuello de nuestro perro. Sus efectos se extienden a un mes, en función de la marca. Pasado este tiempo, se puede repetir el tratamiento. Para cachorros a partir de dos meses hay pipetas especiales.
  • Rociar a los canes con spray puede eliminar pulgas y garrapatas en el momento, aunque su efectividad solo dura algunos días. El tratamiento puede repetirse siempre que se considere.
  • Champús. Mediante el champú antipulgas lavaremos a nuestra mascota siempre que sea necesario, aunque su efectividad es momentánea. El efecto del champú suele ser matar a las pulgas y garrapatas que el animal tenga, pero no realiza una función de prevención.

Los parásitos internos

Aunque no observemos síntomas claros de que nuestro perro está infectado, la realidad puede ser que tenga diferentes tipos de parásitos intestinales que pueden ocasionar daños en sus intestinos, riñones y el hígado.

También hay que considerar que estos parásitos internos pueden afectar a las personas que conviven con el perro.

Incluso las personas que conviven en casa con el perro infectado pueden tener lesiones graves en el ojo o síntomas como la encefalitis. Sobre todo entre los más pequeños de la casa.

Pin
Send
Share
Send
Send