Animales

Cómo cuidar un pollito

Pin
Send
Share
Send
Send


Hace años era típico que en las pollerías regalaran un pollito de gallina con la compra de dos docenas de huevos. Los pollos podían ir tintados mediante algún spray de colores. Pintarlos les convertía, supuestamente, en aves más atractivas para los consumidores. Hacerse con ellos era muy sencillo pero cuidarlos… no tanto.

Todavía hoy, el tener un pollito de gallina como mascota, está muy extendido. Los niños de entonces son los padres de ahora y quieren que sus hijos, vivan la experiencia de tener esa preciosa gallinácea en casa.

¡No la líes, pollito, y lee bien la información si no quieres tener un disgusto!

Índice de contenidos

Primer enfoque, las gallinas son animales domésticos

No cabe duda de que las gallinas son animales domésticos desde hace muchísimos años, por lo tanto a priori, no hay peligro de que sean seres peligrosos para adoptarlos como mascotas en casa.

Si te interesa la historia, te recomiendo el siguiente artículo escrito para Fanmascotas, por una gran amiga y excelente profesora de geografía e historia.

  • La domesticación de los animales, su paso a mascotas.

Un pollito en la ciudad

Este enfoque lo entenderás mejor con un ejemplo real. Crié un pollito de gallina hace quince años y fue de mis mejores mascotas hasta que se hizo adulto, le llamé Lucas.

Lucas, era muy inteligente y tenía carácter, ¡pronto aprendió montones de trucos! Lo pasábamos muy bien juntos paseando por el campo cuando podíamos, y comiendo insectos. A decir verdad, yo no me los comía sólo lo hacía él pero sí que paseábamos juntos, a paso de pollo, todo sea dicho.

Le daba calor situándole sobre mi pecho. Era bastante friolero -a pesar de llevar un plumas puesto- sobre todo cuando era polluelo. Cuando le comenzaron a salir las plumas verdaderas, necesitó menos calor. Lucas adoraba que le tomara en brazos y le manoseara el cuello. Por el contrario detestaba que le acariciara las patas y la cresta. Sabía que no le gustaba porque movía bruscamente la cabeza en señal de negación.

Los pollitos necesitan calor y adoran que les acaricies el cuello.

Tener un pollito de gallina como Lucas, me hizo plantearme diferentes aspectos de mi vida como la alimentación. Dudé por ejemplo, si seguir comiendo pollo, en todas sus versiones o huevos fecundados de gallina.

La madurez del pollito en la ciudad

Al llegar a la madurez y convertirse en gallo, al cabo de un año aproximadamente, tenerle se antojó complicado, ¿por qué?

Los gallos, como bien sabrás, cantan -son demasiado escandalosos- y los pisos de Madrid no son buenos lugares para ellos. Tampoco controlan bien sus esfínteres y ensucian mucho el suelo. Con ellos no sirven de nada las letrinas.

Tuve que llevarlo al gallinero, mi gallinero, de donde eran sus padres: una gallina ponedora y el gallo dominante del corral.

Esta historia nos lleva al siguiente punto de vista sobre tener un pollito de gallina o no, como mascota.

Segundo enfoque, las gallinas son aves de corral

Las gallinas son animales domésticos pero deben vivir en semi-libertad o en corrales. Ambos lugares son incompatibles con un piso. Por lo que deberías tener alternativas cuando tu pollito adoptado, se convierta en adulto.

Todas las alternativas pasan por llevarlo a un corral de confianza. Es decir, cuyo propietario/a tenga experiencia con gallinas y no quiera transformar tu gallo o gallina, en un buen estofado.

¿Cómo se cuida un pollito?

Bien hechas las anteriores consideraciones, vamos al grano.

Para mantener un pollito necesitarás:

  • Bombilla de calor.
  • Casquillo cerámico.
  • Jaula amplia y fácil de limpiar.
  • Pienso especial para pollitos.
  • Bebedero.
  • Comedero.

El calor para toda ave o mamífero es imprescindible. En el caso de los pollitos lo es más. Su fuente de calor debe venir desde arriba. No te aconsejo que utilices mantas térmicas porque la mamá gallina, los calienta desde arriba.

¿Qué bombilla utilizar?

Prácticamente todo el mundo que cría sus propios pollos, utiliza bombillas de luz roja o infrarrojos de las empleadas también para reptiles. Son menos dañinas para la vista de los animales.

No utilices bombillas que no sean de luz roja o cerámicas.

La potencia que necesitas, varía en función de la altura a la que vayas a situarla y lo aislada que esté la jaula o recipiente donde vayas a mantener a tu pollito. A continuación te dejo una que está muy bien para que no te vuelvas loco buscando.

La mejor manera de saber si el pollito está cómodo es ver si se muestra distendido. Cuando come y bebe con normalidad por toda la jaula está bien. Por el contrario, si pía demasiado o está siempre bajo la bombilla, necesitas situar el foco más bajo o poner más potencia. Finalmente, si el pollo está en las paredes de la jaula, o abre el pico, tiene calor.

A rasgos generales, te recomiendo una bombilla de 100W para un recipiente de 100 l, situada a 45 cm de altura del pollo. Toma la temperatura de diferentes puntos del recipiente. La temperatura ideal tienen que rondar los 37 ºC.

La temperatura ideal de los pollitos son 37 ºC

Según crecen, necesitan menos calor y podrás apagar la bombilla durante las horas centrales del día dependiendo de la estación del año en la que te encuentres. Si es invierno, nunca podrás hacerlo.

Ten siempre una bombilla de repuesto por si se fundiera la que utilizas. La falta de calor puede ser letal para tu pollo.

Cuidar un pollito es esencial para que este crezca adecuadamente y los niños aprendan como hacerse cargo de esta particular mascota

Tener pollitos en casa es una de las mejores experiencias para los niños, pero lo cierto es que como cualquier animal hemos de tener en cuenta que a la larga acabará creciendo y sobre todo, cuidarlo en condiciones. Veamos a continuación, paso a paso y de manera fácil, cómo cuidar un pollito.

El cuidado de un pollito puede ser una gran experiencia para vuestros hijos, enseñándoles cómo cuidar de estos animales, pequeños e indefensos. Saber cómo cuidar pollitos es algo sencillo, aunque tenemos que seguir una serie de pasos específicos y muy básicos, que a continuación os explicamos.

Manual de tratamiento de los pollos huérfanos

POLLO: Cría de ave.

Todos los años, durante la primavera y verano, cientos de miles de pollos de aves deciden lanzarse a la aventura de la vida y saltan del nido. Sin embargo, aún seguirán dependiendo de sus padres durante algún tiempo hasta que aprendan a buscarse el alimento, a reconocer los peligros, etc. Si te encuentras un pollo como éste no debes cogerlo porque no necesita tu ayuda. Esto es lo que suele pasar con la mayoría de los pollos que recoge la gente. Por ignorancia no saben que ese pollo no suele ser huérfano y, aunque con la mejor intención del mundo lo recogen porque les da lástima, cometen un grave error a que privan al jovencito e que aprenda sobrevivir. Además nunca cuidarán e él mejor que sus padres.

¿Qué recinto utilizar?

Te servirá un viejo terrario, un acuario o una jaula de hámster amplia cuando el pollito es pequeño. Pero en quince días deberás cambiar de recipiente porque crecen rápido.

Asegúrate de que en el habitáculo que elijas, es sencillo colocar la lámpara que has fabricado o comprado para colocar la bombilla de calor. Luego puedes tener al pollo en una habitación o baño. También puedes utilizar algún recinto especial, aquí te dejo una solución.

De fondo de jaula puedes utilizar virutas de madera o papel. También puedes ojear el siguiente enlace, te será de utilidad en este punto.

Campaña pequeños animales huérfanos 2014

Un año más GREFA realiza la campaña de atención a pequeños huérfanos donde alrededor de 1500 crías y pollos serán atendidos en nuestro hospital. Necesitamos la colaboración de todos para sacar esta campaña con éxito un año más. Pulsa aquí para colaborar en la campaña "Pequeños animales huérfanos 2014".

Esta es una guía general. Si tu pollo es un vencejo puedes consultar "Breves pautas para la cría a mano de vencejos". Además de leer esta guia busca información especifica sobre tu pollo en Internet.

Alimentar al pollito

La manera más sencilla es mediante pienso de arranque o pienso especial para pollitos. Lo puedes comprar en un agricentro, en tiendas de piensos o, en menor medida, en tiendas especializadas en mascotas.

cuando el pollito es muy pequeño, te aconsejo que se lo ofrezcas a demanda. Déjaselo en un comedero al que pueda acceder con facilidad. Deposita algo de pienso en el suelo para que le sea más sencillo picarlo. Según crezca deberás cambiar el tipo de pienso acorde a su edad.

Otros alimentos

También le puedes dar como complemento, son pan, verduras (en poca cantidad), mixtura de periquitos y canarios o insectos, como alimento vivo.

Siempre tiene que estar a su disposición y fresca. Cámbiasela al menos una vez al día y aléjala del foco de calor.

Cámbiale el agua al menos una vez al día.

Adquiere un bebedero para aves en tu pajarería de confianza, será el mejor utensilio para proporcionarle el agua.

La vacunación

¿A qué no sabías que debes vacunar a tu pollito de gallina? Pues sí, es necesario. Si quieres que tu pollito reduzca considerablemente las enfermedades típicas de los pollos deberás vacunarle. Yo les pongo siempre esta vacuna:

Es muy sencillo vacunarles. Sólo hay que echarles una gota de la vacuna en el ojo o en la nariz.

Te agradezco mucho tus comentarios con tus dudas y experiencias para mejorar la información.

¡¡Ojo con las especies protegidas!!

Por ello cuando te encuentres un pollo de ratonero, cernícalo o mochuelo, entre otros debes dirigirte a la policía de tu localidad o a un centro de recuperación de animales salvajes. Sin embargo, si te has encontrado una golondrina u otro insectívoro, aunque estén protegidos, es posible que puedas colaborar y participar en su rehabilitación. En efecto, todos los años, durante la primavera y el verano, GREFA se satura de este tipo de animales y, como verás más adelante, no son pocas las atenciones que requiere un pollo. ¿Te imaginas ocuparse de 30 o 40 pollos al día? En nuestro hospital, la experiencia nos ha demostrado que es muy efectivo contar con un GRUPO DE VOLUNTARIOS PARA LA CRÍA DE POLLOS HUÉRFANOS que se ocupan de dichos animales en sus casas. Si tienes paciencia, responsabilidad y amor por los animales. Tú puedes ser uno de ellos.

¿De qué ave se trata?

Describir todas las especies de aves no viene mucho al caso, pero existen en el mercado guías de identificación de aves e incluso de huevos y polluelos. Sin embargo, es muy importante saber algo sobre la biología de nuestro pollito, por ejemplo: ¿de qué se alimenta?, ¿es nidícola o nidífugo.

La forma del pico nos puede servir de guía para saber qué come:

  • un pico fino, como el del petirrojo, sirve para cazar mosquitos.
  • un pico robusto y corto, como el del jilguero, sirve para romper semillas.
  • un pico en forma de puñal, como el de la cigüeña, la garza o el charrán, sirve para arponear peces, ranas.
  • un pico en forma de gancho como el del halcón o el águila, sirve para desgarrar las presas.

Los pollos nidícolas Son totalmente dependientes al nacer, los más difíciles de criar y de liberar. Sobre las cuatro semanas de vida son capaces de volar. Los ejemplos más típicos son las rapaces y las aves de jardín.

Los pollos nidífugos son capaces de escapar pocas horas después de salir del cascarón, sin embargo necesitan que sus padres les den alimento o les enseñen a conseguirlo. El ejemplo más típico son los patitos, faisanes y perdices.

El alojamiento y la temperatura

Una vez en casa, aunque algunas aves tienen unos requisitos especiales para ser alojadas, en general puedes seguir estos consejos:

Si el pollo es nidícola (confinado al nido) y está en la Fase 1 de desarrollo, colócalo en un pequeño cuenco con el fondo cubierto con algunas capas de papel de cocina. Instala su nuevo nido en una caja más amplia. Para mantener al pollo caliente, lo mejor es una manta eléctrica a una intensidad moderada colocada debajo de la caja. También pueden servir bolsas de agua caliente (un buen sustituto son las cantimploras o botellas de plástico con tapón) o sus pender una bombilla de 60w (mejor si es de infrarrojos). Algunos rehabilitadores usan de día la bombilla de 60w y de noche la esterilla eléctrica de forma que el animal tiene la sensación del ciclo día-noche. En cualquier caso, ¡NUNCA usar ambas cosas a la vez!.

Un ave adquiere conciencia de su entorno mucho antes de salir del huevo. Varios días antes de eclosionar percibirá los chillidos y llamadas que emiten sus padres al llegar al nido o abandonarlo.

La proporción de polluelos que salen del cascarón por la mañana es más elevada que la de aquellos que lo hacen por la tarde, y esto sugiere que, incluso dentro del huevo, poseen ya algún tipo de ritmo diurno.

Los polluelos hambrientos pueden inducir a sus padres a alimentarlos pidiendo ruidosamente la comida cada vez que sus padres se acercan al nido. Esto estimula a los padres a aumentar sus esfuerzos. Sin embargo, este comportamiento de petición de comida comprota también el riesgo de que un depredador oiga dichas llamadas. La necesidad que el polluelo tiene de alimentos debe ser equilibrada a los riesgos de ser devorado. A veces resulta ventajoso no armar demasiado ruido.

Las especies nidícolas tienen la ventaja de no gastar energía en correr de un lado a otro, ni tampoco mucha energía en mantenerse calientes, por consiguiente, pueden dedicar al crecimiento una proporción del alimento que reciben mayor que en el caso de los polluelos nidífugos. Por esta razón crecen con mayor rapidez.

La tasa de crecimiento de las crías de las aves –en especial de las nidícolas- es extremadamente elevada. El polluelo de petirrojo pesa unos dos gramos cuando sale del huevo, alcanzando a los once días su desarrollo completo, pesando entonces unos veinte gramos.

Si el abastecimiento de alimento se reduce durante cierto tiempo, muchos polluelos de aves se encontrarán en grave peligro y morirán. Sin embargo, el polluelo de vencejo común es alimentado con pequeños insectos voladores que sólo son abundantes en los días soleados, por tanto, el pollo de vencejo se encuentra a menudo conque sus padres no pueden suministrarle gran cantidad de alimento. Crece con una lentitud mucho mayor que la mayoría de las aves pequeñas, pero puede soportar mucho mejor los períodos de escasez de alimentos.

Cuanto más pequeño es el cuerpo de un ave, relativamente mayor es su superficie y por tanto más elevada es la pérdida de calor. Las aves europeas más pequeñas, el reyezuelo sencillo y el reyezuelo listado, pesan sólo unos 6 gramos, el buitrón, unos 7 gramos, el mito, 8 gramos, y el carbonero garrapinos y el chochín, menos de 10 gramos, todas estas especies suelen tener serias dificultades para conservar el calor durante las frías noches de invierno, y lo hacen a costa de consumir una gran cantidad de energía. Por ejemplo, un gorrión que se retira a descansar puede pesar unos 26 gramos, de los cuales unos dos gramos son de grasa que se pueden utilizar durante la noche para mantenerse. Normalmente al amanecer perdido más o menos un gramo (4% de su peso).

En Europa, la gran mayoría de las aves son monógamas en la que los dos individuos de cada pareja defienden un territorio y crían a sus polluelos. En otras partes del mundo existen distintas especies que crían de forma cooperativa, esto significa que en un territorio conviven más de una pareja y que más de dos aves lleven el alimento a los polluelos.

Existen varios modos en que las aves alimentan a sus polluelos: algunos pollos toman directamente el alimento de la garganta (los pelícanos), otros, alimentan a sus pollos con pequeños trozos de una presa mayor (los halcones), otros, alimentan a los pollos regurgitando un líquido cruzando el pico dentro de el del pollo (las tórtolas), en otras especies los adultos regurgitan la comida en el suelo (las gaviotas), en otros casos el adulto coloca el alimento dentro del pico del pequeño.

¡NUNCA ALIMENTES A LOS PÁJAROS CON PAN Y LECHE!

Aves insectívoras:

Pasta para aves insectívoras (este no es la alimentación más adecuada pero puede ser la opción mas factible de conseguir en tiendas hasta conseguir otra alimentación más adecuada)

Tenebrios o gusanos de la harina

Gusanos de la miel

Una alimentación no adecuada problema de alimentarlas con otros alimentos puede causarle grabes trastornos digestivos, de crecimiento, perdida y mala calidad del plumaje, hasta la muerte del animal, En este enlace veras toda la alimentación necesaria para estas aves, si por distintas razones no consigues estos productos llama a un centro de recuperación de fauna y acércales el animal ellos esta cualificados para atender a estas aves.

  • Papilla de cereales para bebés con proteínas.
  • Germen de trigo.
  • Harina de maíz.
  • Harina de avena.
  • Manzana triturada.
  • Huevo duro.
  • Pipas de girasol mol >Prepara sólo la comida del día pues se estropea fácilmente, guarda la comida que no se haya usado en la nevera. También puedes congelarla en cubiteras para poder descongelarla en porciones. Si no sabes con certeza si el pollo es granívoro o insectívoro, aliméntalo con la fórmula para insectívoros hasta que puedas identificarlo.

¿Cómo administrar los alimentos y con qué frecuencia?

Fase 1: Si pide el alimento y abre el pico (lo que puede ser estimulado mediante ligeros golpecitos en la caja o silbidos), será suficiente meterle con delicadeza hasta el fondo del pico, con unas pinzas, pequeñas porciones de la pasta alimenticia que has preparado. Si le cuesta tragar puedes humedecerla con agua.

Si por el contrario no quiere comer, tendrás que forzarlo abriéndole el pico con sumo cuidado.

La frecuencia de las cebas en esta fase será a intervalos de treinta minutos todo el día durante las horas de luz. Por cada ceba, le daremos alimento hasta que esté saciado (suelen estarlo a las tres o cuatro tomas). Según crezcan los pollos, alarga progresivamente los intervalos entre cada ceba hasta una hora. Con cuidado y delicadeza, quita los restos de comida pegados alrededor del pico con los dedos o un bastoncillo para los oídos humedecido.

Fase 2: Durante esta fase y por regla general, tiene que aprender a picotear la comida. Una forma fácil de enseñárselo es dejando la comida en el suelo de la caja, de forma que el pollo pueda ver de dónde toman las pinzas el alimento. Es el momento en el que se suele producir el imprinting, por lo que debes reducir tu presencia al máximo.

Fase 3: Cuando se encuentre en una jaula exterior, el pollo volantón ya sabe comer por sí solo, por lo que bastará con esparcir la comida por el suelo. Los granitos de piedrecillas o arena que se mezclen con la comida resultan beneficiosos para el proceso digestivo del animal. Es conveniente además, mezclar comida natural con la comida preparada: insectos (para insectívoras), semillas (para granívoras), frutas (para ambos). Algunas frutas podridas puestas en un rincón de la jaula atraerá a cientos de mosquitas y otros insectos que si bien son inofensivos para el hombre resultan un exquisito manjar para las aves insectívoras. ¡y una buena oportunidad para aprender a cazar!.

A los pollos nidífugos bastará con esparcirles la comida por el suelo de la jaula una vez al día. En el caso de que no coman nada, tendrás que forzarles a comer.

¿Qué riesgos afrontará nuestro pollito una vez liberado?

  • Ataques por gatos domésticos ¿Qué puedes hacer? Pónselo difícil al gato: un collarín con un cascabel le delatará unos segundos antes del ataque.
  • Caza por disparo, uso de redes japonesas, liga, etc. ¿Qué puedes hacer? Estas trampas están prohibidas, si en un paseo por el campo te las encuentras avisa a un guarda del SEPRONA o agente forestal.
  • Colisiones contra ventanas, vehículos, edificios luminosos. ¿Qué puedes hacer? Pon en tu ventana una pegatina con la silueta de un ave rapaz. Esto evitará que el ave se precipite contra el cristal. Las cortinas también hacen “visibles” las ventanas. Diles a tus papás que no conduzcan muy rápido, especialmente en carreteras comarcales.
  • Uso de pesticidas. Miles de aves mueren intoxicadas por esos productos químicos vertidos en el campo. ¿Qué puedes hacer? Consume productos biológicos. Aunque son más caros, son muy sanos tanto para ti como para el medio ambiente.
  • Comercio. Muchos animales exóticos y autóctonos sufren y mueren por culpa del comercio. ¿Qué puedes hacer? No compres pájaros exóticos ni de la fauna autóctona. Son muy bonitos volando libres. Sin embargo, si lo haces asegúrate de que han sido criados en cautividad.
  • Pérdida y degradación del hábitat.
Cientos de pequeñas aves ingresan cada año
en nuestro hospital de fauna salvaje, para ser tratados y cuidados
con los criterios que os hemos expuesto.
Si quieres ser uno de nuestros voluntarios, ponte en contacto con nosotros.
Haciéndote socio también ayudas a que estos pollos sobrevivan
.

Dibujos: Rubén Arrabal, Fernando Ferreiro

Preparativos

Si para la cría de los pollitos vamos a utilizar una criadora, antes de comenzar el proceso, debemos asegurarnos que el funcionamiento del aparato es el correcto y que la temperatura y la lámpara de calor están perfectamente reguladas. Además, la criadora debe estar totalmente limpia y desinfectada y los bebederos y comederos limpios y perfectamente preparados para la llegada de los pollitos. Si por el contrario, los pollitos van a ser criados en cuarto de cría, el habitáculo deberá estar preparado y totalmente acondicionado con suficiente antelación para que los pollitos puedan iniciar su desarrollo en un entorno adecuado. Para ello, el cuarto de cría debe ser limpiado y desinfectado con un producto que asegure una eficaz acción germinicida y los instrumentos que se usarán para la cría de los pollitos deben estar totalmente limpios. Antes de su llegada, la cama de los pollitos debe estar acondicionada y, además, debemos contar la luz artificial necesaria y calentar el cuarto previamente a la llegada de los pollitos para que se encuentren un ambiente a la temperatura adecuada. Para finalizar los preparativos y lograr que el espacio de los pollitos sea lo más confortable posible, debemos llenar los comederos y bebederos e instalarlos en su ubicación pertinente.

Temperatura e iluminación

La temperatura ideal para la cría de pollitos recién nacidos es de 37º grados. Esta graduación puede incrementarse en uno o dos grados como mucho, sobre todo en los primeros días de vida de los pollitos, pero nunca debe ser inferior a 37º. Los pollitos tienen la capacidad de autorregular la temperatura óptima que requieren para su desarrollo, por lo que ellos mismos se alejarán o se acercarán al foco de calor según sus necesidades.

La temperatura a la que están expuestos los pollitos debe ir reduciéndose gradualmente hasta alcanzar los 30º al final de la primera semana de vida de las crías y hasta los 25º en el momento en que los pollitos superen el primer mes de edad. Una vez que los pollitos han alcanzado los 30 días de vida, la temperatura se debe ir

disminuyendo paulatinamente durante el segundo mes de vida, momento a partir del cual los pollitos se criarán a temperatura ambiente, siempre que no sea excesivamente baja.

El aumento de la temperatura en el cuarto de cría se obtiene con lámparas especiales de infrarrojos. En el mercado se pueden encontrar multitud de lámparas de diversas formas y presentaciones, aunque las más corrientes presentan una forma cónica. Las lámparas más recomendables para la cría artificial de pollitos incluyen bombillas de infrarrojos en tonos rojizos o azulados que oscilan entre los 150 y 250 vatios, para voltajes de entre 125 y de 220. Las bombillas fabricadas en estos tonos son más propensas a permitir el paso de las radiaciones calóricas y dificultan el paso de las radiaciones lumínicas. Por tanto, la utilización de este tipo de lámparas especiales evita, en la medida de lo posible, posibles trastornos que el exceso de luz podría ocasionar en el desarrollo de los pollitos.

El mantenimiento del cuarto de cría a una temperatura idónea es un factor fundamental para lograr una cría de pollitos exitosa. A una correcta temperatura, los pollitos se repartirán uniformemente por el criadero y no habrá ningún problema en su desarrollo. Si hay exceso de temperatura, los pollitos se irán alejando de la zona de ubicación de la lámpara, originando una superpoblación en las zonas más alejadas del foco de calor. Sin embargo, si la temperatura es demasiado baja, ocurrirá la situación inversa, ya que los pollitos se amontonarán en la zona próxima al foco de calor.

Si por el contrario, la cantidad de pollitos que deseamos criar es mínima y utilizamos una criadora artificial, el aparato cuenta con todos los mecanismos necesarios para ir regulando la temperatura que los pollitos requieran en cada una de las etapas de su desarrollo.

La iluminación es otro parámetro que no debemos descuidar en la cría artificial de pollitos. En sus primeros días de vida, requieren permanente iluminación artificial con altos niveles de intensidad que, además de dotar de calor a los pollitos, ayudará a iniciar su desarrollo.

Ventilación

Una buena ventilación es imprescindible, ya que los pollitos son criados en una criadora o en cuarto de cría, espacios relativamente pequeños en proporción a la cantidad de pollitos que cohabitan en el área de cría. La concentración de un número significativo de pollitos provoca un exceso de los niveles de dióxido de carbono y de vapor de agua. Es fundamental eliminar esta desproporción para evitar altos porcentajes de humedad en el ambiente y el aire sobrecargado, aspectos que pueden perjudicar negativamente en la salud de los pollitos.

En el interior del área de los pollitos debemos mantener un ambiente óptimo aportando el oxígeno necesario para el desarrollo de los pollitos, por tanto, la ventilación en el cuarto de cría es una condición indispensable para concluir con éxito la cría artificial de pollitos.

La ventilación del cuarto de cría de los pollitos debe ser continua e intensa, pero siempre y cuando se eviten las corrientes de aire. Para evitar posibles corrientes de aire, es recomendable instalar una improvisada barrera o muro en forma de círculo, de aproximadamente un metro de altura, compuesta por una lámina de madera, cartón o un material similar. La barrera debe colocarse en torno al área ocupada por los pollitos y la zona de irradiación de la lámpara de infrarrojos, a fin de proteger a los pollitos, sobre todo en los primeros compases de su vida, en caso de que se produjesen corrientes de aire. La instalación de esta especie de muro, además, mantiene a los pollitos próximos al foco de calor evitando que se amontonen en los espacios del cuarto de cría más alejados la lámpara de infrarrojos.

Los niveles de humedad más apropiados en el que debemos mantener el área de cría de los pollitos no deben superar el 60%. Este parámetro se puede controlar manteniendo una buena ventilación y asegurando la circulación de aire fresco. Además, para mantener unas buenas condiciones de humedad debemos dotar a los pollitos de una cama adecuada que se mantenga seca y limpia.

Alojamiento

El alojamiento de los pollitos es otro parámetro de la cría artificial que hay que tener en cuenta antes de iniciar el proceso. El cuarto de cría debe ofrecer las mejores condiciones para el desarrollo de los pollitos. La finalidad del cuarto de cría es proteger a los pollitos de la lluvia, el frío y los cambios bruscos de temperatura. Antes de elegir el cuarto de cría debemos considerar la cantidad de pollitos a criar para contar con un espacio suficientemente amplio y que no se produzca una sobreocupación de pollitos. Además, el cuarto de cría debe estar diseñado de modo que su limpieza y desinfección sea fácil, debe permitir la regulación de la temperatura necesaria en cada momento y debe proporcionar un ambiente limpio, bien ventilado y libre de corrientes de aire.

Los pollitos deben tener un lecho o cama sobre el que puedan reposar cómodamente. Las camas pueden construirse con diversidad de materiales, aunque lo más comunes son virutas o serrín de madera y paja. La humedad de las camas debe controlarse y debe oscilar entre el 20% y el 25%. Cuando los niveles de humedad son inferiores se forma polvo, mientras que cuando son superiores la cama se humedece y apelmaza.

En el caso de que vayamos a criar una pequeña cantidad de pollitos y nos decantemos por el uso de una criadora artificial, simplemente tendremos que tener en cuenta el número exacto de pollitos que vamos a criar para elegir cualquier criadora de las disponibles en el mercado que ofrezca la capacidad suficiente para albergar a todos los pollitos e incluya el comedero y el bebedero, la lámpara especial de calor y un termómetro analógico.

Alimentación

Una alimentación adecuada es fundamental para que los pollitos desarrollen una idónea constitución corporal en cuanto a niveles óseos, de grasa y de musculatura. Sin embargo, la alimentación que debemos suministrar a los pollitos es muy sencilla. Su dieta se compone de pienso compuesto granulado de iniciación para cría que podemos encontrar fácilmente en el mercado en cualquier establecimiento especializado. No es recomendable suministrar a los pollitos ni granos ni hierba hasta que no cumplan el primer mes de edad. Los pollitos deben disponer de agua potable, limpia y de calidad, así como de comida, a libre disposición, desde el primer día de su vida.

Limpieza e higiene

La limpieza y la higiene son dos factores fundamentales que no debemos descuidar ni un solo día en el proceso de desarrollo de los pollitos. Por ello, debemos mantener el cuarto de cría y los instrumentos utilizados totalmente limpios y desinfectados. Además, debemos proteger el área de los pollitos de insectos, roedores, etc. y limitar el tráfico humano. En el caso de utilizar una criadora artificial para el desarrollo de nuestros pollitos, la limpieza y la higiene son dos aspectos que se deben cumplir a rajatabla. La criadora debe estar permanentemente limpia y desinfectada y las bandejas de la criadora donde los pollitos depositan sus excrementos deben ser limpiadas con frecuencia.

Independientemente de si se emplea una criadora o los pollitos se hospedan en un cuarto de cría, hay que tener en cuenta que el agua de los bebederos se ensucia fácilmente con restos de alimentos y, a veces, con sustancias contaminantes. Para evitar que se desarrollen gérmenes en los bebederos y comederos, hay que limpiarlos al menos una vez al día, sobre todo durante las dos primeras etapas de vida de los pollitos. Es recomendable llenar los comederos hasta la mitad para evitar desperdicios de comida y limpiarlos periódicamente para, además de evitar el desarrollo de gérmenes, evitar la acumulación de restos de alimento viejo o mohoso.

Control de enfermedades

El brote de algún tipo de enfermedad en el seno de un área en el que convive una significativa colección de pollitos es muy probable. La presencia de alguna patología grave se manifiesta por el número de bajas y por el número de pollitos enfermos registrados. El óptimo cuidado de los pollitos, su correcto manejo y la bioseguridad componen la receta ideal para prevenir muchas enfermedades. La limpieza diaria de los bebederos y comederos, la desinfección periódica del área de cría y el mantenimiento de la cama de los pollitos seca y limpia son la mejor estrategia para evitar posibles enfermedades.

Para que todos los pollitos crezcan sanos y vigorosos y mantengan una salud de hierro es fundamental mantener unos buenos niveles de ventilación. Es necesario asegurar la circulación de aire fresco y mantener un ambiente sin aire sobrecargado para impedir que se debilite el desarrollo de los pollitos.

Cuando los pollitos que están gravemente enfermos o han causado baja no se retiran inmediatamente pueden infectar al resto. Por esta razón, los pollitos deben ser examinados periódicamente para comprobar si hay alguno enfermo o magullado, si la cama está en buenas condiciones, si el aire y la temperatura se mantienen en sus niveles óptimos o si existen otros problemas que puedan perturbar el correcto desarrollo de los pollitos. Además, estas labores de prevención se pueden complementar con la vacunación y el uso de antibióticos (cuando ocurran casos extremos y siempre que su uso sea responsable y no discriminado).

Canibalismo

El canibalismo es un contratiempo que puede afectar negativamente en el desarrollo de las crías. Los pollitos empiezan a picar prácticamente desde el momento en que eclosionan del cascarón huevo y esta costumbre no la abandonan durante el resto de su vida. Las causas del canibalismo pueden ser diversas como por ejemplo el amontonamiento de pollitos y, en consecuencia, la falta de espacio para comer, beber y descansar, deficiencias en la alimentación, exceso de calor, exceso de luz, estrés y la presencia de sangre visible en algún pollito que ha resultado lastimado. El canibalismo es una adversidad difícil de controlar una vez que ha comenzado. Por ello, a fin de evitarla, es muy recomendable controlar los principales factores causantes del canibalismo. En casos extremos, si fuese necesario se puede cortar el pico de algunos pollitos. Si necesitáramos recurrir al despique en alguna situación, debemos asegurarnos que el corte cauterice para evitar que el pico sangre o pueda infectarse.

El proceso de cría de pollitos

Una vez que los pollitos comienzan a picar el cascarón del huevo y eclosionan, debemos mantenerlos durante 24 horas en la nacedora, antes de introducirlos en la criadora. La lámpara especial de infrarrojos dotará a los pollitos del calor necesario para iniciar su desarrollo. En la primera fase del proceso, de aproximadamente un mes de duración, es cuando más atención debemos prestar a los pollitos. La alimentación en esta primera etapa debe estar compuesta por pienso granulado para cría y los pollitos deben contar agua potable y de calidad abundante. Transcurrida esta fase inicial, podemos trasladar a los pollitos a una jaula de cría sobre la que una lámpara especial suministrase la luz y el calor necesario para completar esta segunda fase que duraría en torno a un mes y medio y sería el periodo previo al proceso de recría de pollitos.

Recría de pollitos

La recría de pollitos es la última fase del proceso de cría artificial de pollitos, el período comprendido entre los dos meses y medio y tres meses de vida de los pollitos y el comienzo de la puesta de huevos. La recría es una etapa en la que los pollitos no exigen unos cuidados tan minuciosos como en las primeras fases de la cría. Sin embargo, la atención prestada a nuestros pollitos no debe ser descuidada porque la recría es la etapa previa al periodo de puesta, proceso fundamental para el futuro de una gallina ponedora. Por tanto, durante el proceso de recría debemos seguir una serie de pautas. En primer lugar, el espacio de recría de los pollitos, debe cumplir todos los requisitos de higiene y limpieza. Además, debe incluir una zona cubierta donde los pollitos estén completamente protegidos de las inclemencias meteorológicas. Es recomendable equipar el cuarto de recría con una especie de posaderos para proteger a los pollitos de la humedad del suelo y también podemos equipar la instalación con un revolcadero, para que los animales puedan revolcarse y esta forma mantener limpio su plumaje.

Por último, el lugar de recría debe contar con una zona de patio al aire libre donde los pollitos puedan campar a sus anchas.

Artículo publicado en la revista Aviocio nº 3

Pin
Send
Share
Send
Send