Animales

7 alimentos que no deberías darle a tu perro

Pin
Send
Share
Send
Send


Seguramente habrás oído hablar en alguna ocasión sobre los alimentos tóxicos para los perros, lo que deben y no deben comer. Entre estos se encuentra la cebolla, que es considerada un alimento de alta toxicidad para nuestros amigos.

Y es que cada uno de los alimentos que resultan tóxicos para la mascota están compuestos de determinadas sustancias que el organismo del perro no puede o tiene dificultades para absorber y digerir, por lo tanto provoca daños en él.

Hoy te compartimos el por qué la cebolla resulta tóxica para el perro. ¡Toma nota!

¿Por qué es tóxica?

La cebolla sea cruda o cocinada, contiene una toxina llamada tiosulfatola que el organismo del perro no puede digerir correctamente y, si consume en exceso este vegetal , puede derivar en un tipo de anemia hemolítica.

El perro puede comer cebolla y parecer que no le hace ningún daño, pero internamente la toxina llamada tiosulfatola se acumula en la sangre y provoca el envejecimiento prematuro de los glóbulos rojos, es decir, los debilita y rompe hasta su desintegración.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas que presenta el perro luego de consumir cebolla en exceso, son:

✾ Orina con un tono rojizo.

Por lo anterior se recomienda no darle cebolla a tu compañero, es mejor evitarle una enfermedad, por muy poca cantidad que consuma. (Visita: Uvas y pasas un veneno para los perros).

¿Ha presentado tu perro intoxicación por ingesta de cebolla?

1. Chocolate

Los perros metabolizan más lentamente teobromina y se pueden enfermar y morir por comer demasiado chocolate. ¿Cuánto es demasiado? Depende del tipo de chocolate: chocolate para fundir tiene 10 veces más teobromina que el chocolate con leche y miles de veces más que el chocolate blanco. Lo mejor es evitar que consuma chocolate en general: les provoca vómitos, diarreas, hiperactividad hasta llegar al paro cardíaco, infartos y muerte. Puede tardar horas e incluso días en manifestar los síntomas.

Síntomas de intoxicación por ajo y cebolla en perros

Si tu perro ha consumido ajo y cebolla en cantidades inadecuadas durante varios días o bien en una cantidad excesiva durante un periodo de tiempo más corto, has de saber que los síntomas de la intoxicación no se manifestarán de forma inmediata,sino de 5 a 6 días después aproximadamente.

Los síntomas de esta intoxicación en perros irán apareciendo de forma progresiva y engloban los siguientes:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Orina de color rojizo
  • Dificultad respiratoria
  • Letargo
  • Aumento del ritmo cardíaco

Si aparecen estos signos es importante que acudamos al veterinario con la mayor brevedad posible.

Propiedades beneficiosas del ajo y la cebolla

El ajo y la cebolla tienen numerosas propiedades medicinales entre las que debemos destacar las siguientes:

  • Permiten que el organismo se depure facilitando la eliminación de las sustancias de desecho.
  • Tienen actividad antibacteriana y antiséptica.
  • Mejoran la circulación sanguínea.
  • Aumentan la respuesta inmunitaria.
  • Protegen el sistema cardiovascular.

En contra de lo que muchas personas creen, estos beneficios no se observan únicamente en el organismo humano, ya que los perros también pueden ver muy reforzada su salud gracias al mecanismo de acción de estos dos súper alimentos.

¿Puedo darle ajo y cebolla a mi perro?

Para contestar a esta pregunta, déjame que empiece con una situación práctica. Un día para almorzar decidí invitar a mi perra y ponerle en su comedero unas patatas salteadas con huevo y cebolla. Después recordé el mito más extendido en la nutrición canina "la cebolla es tóxica" y entré en un estado de histeria, en una búsqueda incesante de información me di cuenta de que yo había utilizado una cebolla mediana para preparar aproximadamente 3 platos de comida y que la dosis tóxica para mi perra (una labradora) era de 3 cebollas medianas. Respiré y observé tranquilamente como mi mascota seguía disfrutando de un óptimo estado de salud.

Si le vamos a dar a un yorkshire un plato de comida casera cocinado con cebolla, ¿vamos a emplear una cebolla entera en una preparación exclusiva para nuestro perro? Probablemente no, y aquí está la clave.

Para que un perro pueda (porque no es un hecho seguro) intoxicarse con cebolla, debería consumir el 0,5% de su peso corporal en cebollas, y eso es una cantidad excesiva que no tiene cabida en una dieta equilibrada para perros.

Si quieres brindarle a tu perro comidas que contengan cebolla, puedes darle de 2 a 3 cucharadas de estas sin problema alguno. Además, ¿todos los días le vas a dar alimentos preparados con cebolla? No sufras por una intoxicación por cebolla en perros si empleas este vegetal de forma razonable.

En cuanto al ajo, nuestro temor debe ser aún menor, ya que contiene en menos proporción las sustancias azufradas que pueden resultar tóxicas. Por lo tanto, un perro puede comer de 1 a 2 dientes de ajo diarios, dependiendo de su peso, es más, en este alimento encontramos el mejor remedio casero para desparasitarlos.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Intoxicación por ajo y cebolla en perros - Síntomas y dosis recomendada, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas intestinales.

Por qué los perros no pueden comer cebolla

Desde el primer momento en el que decidimos compartir nuestra vida con un perro tenemos que tener presente que va a necesitar una serie de cuidados para poder ser feliz, entre los que se encuentran el ejercicio diario, mucha compañía y cariño, y una alimentación adecuada.

En este sentido, desde la invención de los piensos, durante la Segunda Guerra Mundial, nos han dicho y repetido hasta la saciedad que sólo puede comer ese tipo de comida y que hay unos alimentos que son tóxicos para ellos. ¿Por qué los perros no pueden comer cebolla? ¿Es realmente tan peligrosa?

Como todo en esta vida, depende. Si no le das una cantidad excesiva, no pasará nada. La cebolla contiene un compuesto llamado n-propildisulfida, que es una sustancia tóxica para los perros en cantidades elevadas ya que destruye los glóbulos rojos. Al hacerlo, le causa un tipo de anemia hemolítica que necesitará ayuda veterinaria para recuperarse.

Los síntomas de intoxicación por cebolla se manifestarán a los 5-6 días. Son los siguientes: diarrea, letargo, vómitos, problemas para respirar, orina con sangre y aumento del ritmo cardíaco. Si nuestro amigo ha comido más cebolla de la que debería y empieza a encontrarse mal, deberemos de llevarlo al veterinario lo antes posible.

¿Es la cebolla realmente tan peligrosa para el perro? No, para nada. Para que lo fuera debería de consumir el 0,5% de su peso corporal en este alimento, algo que ni siquiera los humanos hacemos. Además, hay que tener en cuenta que no todos los días le vamos a dar de comer carne con este alimento, pues de lo contrario no le estaríamos dando todos los nutrientes que el animal necesita para crecer.

Y aún hay más: la cebolla tiene propiedades muy beneficiosas para el organismo. Protege al peludo de las bacterias, mejora la circulación sanguínea y por si fuera poco fortalece el sistema inmune. Así que no dudes en darle un poquito de cebolla de vez en cuando. 🙂

La cebolla es muy tóxica para los perros

La cebolla, al igual que el ajo y todos los vegetales de la familia Allium, es altamente tóxica para los perros, debido a su contenido en compuestos sulfúricos (tiosulfato). Los perros no tienen la enzima necesaria para digerirlos y esto les provocará problemas graves. La cantidad de cebolla que producirá problemas a tu perro resulta difícil de determinar, ya que su toxicidad depende de la cantidad de tiosulfato que contenga.

En grandes dosis, la cebolla es tóxica para los perros. También lo es en pequeñas porciones repetitivas, esto es, darle un poco de cebolla habitualmente es peligroso. Si se trata de una cantidad pequeña y puntual, lo más seguro es que tu compañero no presente ningún problema. De todas maneras, no es recomendable proporcionarles este producto. Sus efectos beneficiosos pueden obtenerse de otros alimentos que no sean peligrosos, así que no merece la pena correr el riesgo.

Mi perro tiene anemia hemolítica. ¿Qué es?

Cuando se descomponen los glóbulos rojos, se forman bilis y hemoglobina. Cuando se produce una aceleración en el proceso normal de descomposición de los glóbulos rojos, estamos ante una hemolisis. Esta enfermedad provoca la acumulación en el organismo de la bilis y la hemoglobina. Por ello, en una crisis hemolítica grave, observaremos que nuestro perro tiene los ojos y las mucosas amarillentos (ictericia) y la sangre de color marrón oscuro (porque contiene hemoglobina). Además, tu perro se verá débil y aletargado. Su pulso se verá acelerado.

La función de los glóbulos rojos es el transporte de oxígeno. Por tanto, los síntomas de la anemia están causados por la insuficiencia de oxígeno en los músculos y los órganos. Esto se manifiesta con diversas señales, como pueden ser: falta de apetito, debilidad, estado adormilado y problemas respiratorios. Es posible que se observe un aumento en el tamaño del bazo, el hígado y los nódulos linfáticos.

Si la anemia es grave, el perro puede entrar en colapso al realizar algún esfuerzo, debido a la aceleración del ritmo cardíaco.

Los síntomas pueden tardar en aparecer entre 1 y 5 días, así que si tu perro ha consumido cebolla, consulta a tu veterinario, ya que resulta conveniente establecer un diagnóstico con rapidez.

Mi perro tiene insuficiencia renal. ¿Qué es?

La insuficiencia renal es la incapacidad de los riñones para eliminar los productos de desecho de la sangre, provocando una acumulación de toxinas. El perro retiene en la sangre y los tejidos amoníaco, nitrógeno, ácidos y otros productos de desecho. Esto se denomina uremia

Los perros no muestran signos de insuficiencia renal hasta que se destruye el 75% del tejido renal funcional. Así, cuando se presentan los signos, los daños pueden ser graves.

Uno de los primeros síntomas es que el perro bebe y orina más de lo normal, ya que los riñones no pueden concentrar la orina y el perro no es capaz de controlarlo. Esto le provoca deshidratación y sed. Proporciona a tu perro agua fresca y algún suplemento de vitamina B, ya que esta vitamina se elimina en la orina de los perros con este problema. Llévalo al veterinario rápidamente.

Otros síntomas son: apatía y depresión, pérdida de apetito y peso, sequedad del pelo, decoloración de la lengua y aliento con olor a amoníaco. Puede tener úlceras en la boca. También se producen vómitos y diarrea. En las últimas etapas, el perro puede sufrir un coma.

Conclusiones

    La cebolla en grandes dosis o consumida regularmente es tóxica para los perros.

En pequeñas cantidades no es probable que cause daños.

Su toxicidad depende de la cantidad de tiosulfato que contenga, ya que el perro no tiene enzimas para digerir este compuesto químico.

El tiosulfato puede provocar una anemia hemolítica a tu perro, también conocida como anemia por Cuerpos de Heinz

Los síntomas de la anemia hemolítica son: ictericia, sangre oscura, diarrea, falta de apetito, debilidad, letargo, pulso acelerado y problemas respiratorios.

Los síntomas de la anemia hemolítica no son inmediatos, pueden tardar hasta cinco días. Por tanto, es importante que comentes a tu veterinario que tu perro ha consumido cebolla.

El consumo de cebolla también podría provocar insuficiencia renal a tu perro

Los primeros síntomas de la insuficiencia renal son mucha sed y que tu perro orina más de lo normal, incluso con incontinencia.

Otros síntomas son: apatía, depresión, pérd > Si tu perro tiene mucha sed y sufre incontinencia, proporciónale agua fresca en abundancia y vitamina B y llévalo al veterinario urgentemente.

Los síntomas de la insuficiencia renal no son inmediatos, así que cuando se observan, el perro puede estar en situación grave.

Aunque una pequeña cantidad no produce problemas, consulta a tu veterinario si tu perro ha consumido cebolla, ya que los síntomas no se presentan inmediatamente y la situación puede ser grave e irreversible.

Pin
Send
Share
Send
Send