Animales

Cuidados del Bull terrier Inglés

Pin
Send
Share
Send
Send


¿Vas a tener cachorros y no sabes qué tienes que hacer? Pues necesitas conocer los cuidados para perros recién nacidos. ¡Presta atención! Los cachorros recién nacidos precisan cuidados especiales sobre todo en sus primeros días de vida para gozar de una buena salud y crecer correctamente. En este post vamos a detallar todo lo que necesitas y así poder dar la mejor bienvenida a tus cachorrillos.

Cuidados para perros recién nacidos

¡Puppies! ¡Qué ilusión! Si tu bullterrier estándar o miniatura acaba de parir o está a punto de hacerlo, seguramente estarás muy ilusionado y hasta preocupado por cumplir con las exigencias que requieren. ¡Qué no cunda el pánico! Aquí te vamos a dar una guía fácil y segura sobre los cuidados para bulls recién nacidos.

Lo primero que debes tener en cuenta es la época en la que nace la camada. Siempre es más fácil criar bebés en meses de buen tiempo y calor que en pleno invierno.

Antes del parto:

  • Busca un lugar acogedor, libre de corrientes de viento y limpio. Pero que a la vez no sea un sitio estanco y cerrado. Puedes poner una bombilla de calor a cierta altura para que los puppies se mantengan a óptima temperatura. Otra opción es usar botellas de agua caliente y cuidado con que no quemen.
  • Prepara la paridera especial para perros de esta clase que salva a los cachorros de ser asfixiados al tener unos salientes en todo el perímetro que evitan que la madre se apoye sobre las paredes de la misma.
  • Prepara mantas limpias para tener recambio. Es super importante mantener una limpieza continua de la zona donde descansan los bulls.

¡Después del parto nos encontramos con todos los cachorritos hambrientos! ¡Vamos a ello!

Después del parto:

  • Controlar la temperatura de los cachorros, tocándolos y viendo que están calentitos comparando con nuestra propia frente para poder orientarnos. Si están fríos deberemos frotarlos para que entren en calor porque si no, no tendrán fuerza para comer y veréis que dejan de moverse.
  • Hay que ayudarles a mamar enganchándolos a los pezones de la mamá y comprobando que sacan leche. Si no hay posibilidad de leche materna entonces habrá que darle leche especial para cachorros.
  • Los cachorros tienen que comer cada 3 horas durante todo el día en la primera semana de vida. Luego se irá espaciando las tomas progresivamente. Si tienen a su mamá seguramente coman por sí solos más veces pero menos cantidad.
  • No pueden hacer caca ni pipí solos por lo que necesitan estimulación. Si la madre no lo hace, tendremos que hacerlo nosotros con ayuda de un algodón humedecido o toallitas húmedas. Esto lo haremos antes o después de cada toma.
  • Si los cachorros no descansan junto a la mamá, es bueno ponerles algún peluche y debajo de la manta un reloj para que oigan el segundero que provoca el tic tac. Así creerán oír el corazón de la madre y se sentirán protegidos.
  • Los perritos nacen con los ojos cerrados. A los 15 días de vida abren los ojos, los cuales, tendrán un tono azulado al principio pero se les oscurecerán con el paso de los días.

Los perros nacen sordos pero a las dos semanas de vida, los canales auditivos se abren y comienzan a oír. A partir de los 21 días los cachorros oirán completamente y mantendrán el equilibrio. Por ello, es cuando empiezan a dar sus primeros pasos y es una época preciosa para disfrutar de ellos y ver cómo van formando su carácter.

¡Al mes de vida ya son unos auténticos sinvergüenzas y dan bocaditos cuando juegan! Ya les asoman los dientes y les encanta jugar. Mantienen el equilibrio perfectamente y se pasan el día correteando detrás de su mamá. En esta época ya pueden comer pienso hecho papilla (mezclado con agua para ablandarlo) y cuando tengan todos los dientes ya pueden comer pienso seco.

La separación de los cachorritos de la madre tiene que ser progresiva y poco a poco para lograr la independencia total de los pequeños entorno a los 45 días de vida.

Así criamos en Costa Cabana Bull nuestros bull mini, si quieres más información de cómo criar un bull terrier miniatura pulsa aquí.

Los perros Bull terrier: son nerviosos, pero familiares

Sabes identificarlo perfectamente en cuanto lo ves… El Bull Terrier o Bull Terrier Inglés es fácilmente reconocible por su cabeza ovalada y los ojos triangulares. A pesar de que esta raza se conciba en la sociedad como peligrosa, son perros muy divertidos y cariñosos caracterizados su considerable inteligencia y fuerza física. Así que no te dejes engañar por su expresión seria, probablemente sea porque es más listo que tú.

Eso sí, si quieres tener esta raza, tienes que estar dispuesto a adiestrarlo y a pasar tiempo con él… Al ser perros tan desarrollados tanto física como mentalmente, necesitan mantenerse activos. Por lo tanto, no nos vale eso de “voy a tener un perrito para que me haga compañía viendo la tele“. A esta raza tienes que emplearle tiempo para adiestrarle y enseñarle a obedecer órdenes.

(Foto via: expertoanimal)

Tengo un perro Bull terrier, ¿cómo le adiestro?

Y si no quieres encontrarte la casa hecha un desastre… Más te vale no dejarlos solos mucho tiempo. Son perros muy familiares, así que demasiada soledad puede llevarles a tener depresión y estrés… Que combinado con su fuerza física, pueden dejarte la vivienda como en la estampida de Jumanji.

Así que si estás seguro de que podrás atender a estos perros adecuadamente, estos son los cuidados que necesitan:

Cuidado,los perros Bull terrier¡son perros muy glotones!

Aliméntales en relación al ejercicio que hagan, ya que tienen tendencia a engordar. Por tanto, intenta evitar los alimentos semihúmedos, que tienen demasiado azúcar, y elige mejor pienso seco. Al ser perros tan activos, también es conveniente que elijas alimentos específicos para perros enérgicos.

La dieta varía en función de su edad. Los cachorros mamarán de la madre las primeras seis semanas de vida más o menos, y después de eso conviene que le des tres veces de comer al día. Esta etapa es la más importante para su desarrollo, así que procura que la alimentación sea de calidad. Reduce estas comidas a dos veces al día en su etapa adulta (a partir del año y medio) y a una al día en su etapa anciana.

¿Quieres que el perro esté bien alimentado? Pues cuidado, que el Bull Terrier es como Homer Simpson: se come todo lo que le eches. Con un alimento seco y de buena calidad en proporciones adecuadas, crecerá sano y con buen pelaje. Prueba a darle una zanahoria de postre para mantenerle el pelaje… ¡Que además les encanta! Y si le echas un poco de aceite a las comidas también le ayudará a tener buen pelo.

Mantén su pelaje limpito y bonito

Por lo tanto, para mantener una higiene adecuada del pelaje, sigue estos consejillos en la alimentación. Su pelo es fácil de cuidar, lo mudan dos veces al año. Con que lo cepilles frecuentemente para eliminar el pelo muerto tendrá un aspecto perfecto. Báñalo como a otra raza, pero tampoco en exceso para no dañar su piel.

Además, si el perro es blanco, puedes usar champú potenciador del color para resaltar su belleza natural… Será la envidia de todos los Bull Terrier ingleses, españoles y extraterrestres.

Y no te olvides…

Para terminar, por si no te ha quedado claro, nos preocupamos por tu vida y te lo volvemos a repetir… ¡El ejercicio del Bull Terrier Inglés es importantísisisimo!Son perros muy nerviosos, así que paséalos mucho, juega con ellos, haz carreras, atletismo, competiciones, running, maratones... Lo que sea, pero cánsale para que esté tranquilo y tu casa siga siendo una casa.

PARA EMPEZAR.

  • Altura a la cruz: sin límite de tamaño, unos 56 cm
  • Peso: sin límite de peso, unos 28 kg
  • Capa: blanca, manchada o tricolor
  • Aptitudes: perro de compañía y de guardia
  • Clasificación general:Razas de perros medianos
  • Clasificación según la AKC:Grupo 4: Terriers
  • Clasificación según la FCI:Grupo 3: Terriers >Terriers tipo bull

En la actualidad el Bull Terrier es un animal de lo más familiar que se caracteriza por ser un divertido compañero de juegos para los más pequeños, aunque no siempre fue así. Este perro de cabeza en forma de huevo fue, en un pasado no tan lejano, utilizado en África como perro policía y como perro de caza mayor por ser resistente a los climas tropicales.

Ya desde la Edad Media los ancestros del Bull Terrier eran utilizados en peleas de perros contra toros. En el siglo XIX se puso de moda que los perros lucharan entre sí y contra todo tipo de animales salvajes o domésticos (tejones, osos, asnos, caballos, monos e incluso leones). Los perros que se usaban en estas peleas descendían de cruces entre Bulldogs y diferentes Terriers. En 1835 se prohibieron los combates a pesar de que seguían en la ilegalidad. Por esos años ya se empezaba a diferenciar lo que en 1860 se conocería como Bull Terrier.

Comportamiento

El Bull Terrier es disciplinado aunque a veces puede ser testarudo y desobediente. Es silencioso, dulce y agradable. Tiene un fuerte instinto territorial y hace bien el papel de perro guardián. Se le considera un perro equilibrado y amante de los niños.

El Bull Terrier es un perro fuerte, musculoso y bien proporcionado. Se caracteriza por tener una cabeza larga y fina, de forma ovalada. Tiene las orejas pequeñas, delgadas y erguidas. La cola es corta y la lleva horizontal. Su pelo es corto, liso, plano, áspero y brillante y puede ser de color blanco, manchado o atigrado (negro, rojo, leonado o tricolor).

Cu >

Es conveniente educarlo desde cachorro y ser firme ante cualquier muestra de agresividad para conseguir un buen comportamiento futuro.
El Bull Terrier no demanda un ejercicio excesivo pero sacarlo a caminar a diario ayuda a mantenerlo contento.

El Bull Terrier goza de buena salud, la sordera es el problema que más afecta a la raza, sobre todo en los ejemplares blancos. Este perro también se puede ver afectado por hernias, una anomalía en la cola, acné o acrodermatitis.

Consejos para comprar un Bull Terrier

Buscar un cachorro por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contactéis, os recomendamos que.

  • Os aseguréis de que responde vuestras dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones caninas), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Veáis si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus perros están inscritos en el LOE y tienen pedigree en regla. Tened en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo "si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro". Más información sobre los precios de un cachorro
  • Os dé garantías en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios. ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Le pidáis que os muestre sus instalaciones y os deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordad que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiad de quien quiera acelerar el proceso.

La alimentación del bull terrier inglés

Como con los demás perros, al bull terrier inglés habrá que alimentarlo con comida de calidad para que crezca sano y su pelaje brille adecuadamente. Es preferible elegir pienso seco a alimentos semihúmedos o húmedos, ya que estas tienen demasiado azúcar y los perros de esta raza tienen tendencia a engordar.

La cantidad de comida diaria dependerá de su edad. Los cachorros comerán pienso especial para ellos tres veces al día y una vez que hayan cumplido un año se les cambiará a pienso de adulto y se alimentarán únicamente dos veces al día. Ten en cuenta que los bull terrier ingleses son muy activos y necesitan desfogar, por lo que tendrás que elegir un alimento específico para perros enérgicos.

Cuando son ancianos y no tienen tanta energía se recomienda cambiar a un pienso para perros senior o light, para que no engorden demasiado.

La higiene del bull terrier inglés

Los cuidados de un bull terrier inglés en lo relativo al pelaje son sencillos. Su pelo es corto y lo mudan dos veces al año. Es muy fácil de cuidar, simplemente hay que cepillarlo de vez en cuando para eliminar el pelo muerto y la suciedad con un cepillo o con un guante especial de goma.

A la hora de bañar a esta raza lo haremos como con los demás perros. No lo haremos en exceso para no dañar su piel y utilizaremos productos de calidad específicos para el baño del perro. Si nuestro bull terrier es blanco podemos utilizar champús potenciadores del color para resaltar su belleza natural.

El ejercicio y la activ >

Como hemos comentado, esta raza es muy activa y nerviosa por lo que los cuidados de un bull terrier inglés incluyen largos paseos y mucho rato de juego y carreras. Esto es necesario para mantener su energía a raya y que no sienta la necesidad de destrozar todo lo que encuentre por casa. Además, al ser una raza con tendencia a engordar tiene que quemar las calorías que consume para evitar problemas de salud.

Entre otras cosas, los bull terrier ingleses son un poco difíciles de adiestrar, por lo que si los cansamos con largos paseos nos será más fácil educarlos para que sea un perro feliz y estable. No olvides que la educación del bull terrier inglés le ayudará en su seguridad, a desarrollar su inteligencia y a mejorar su relación contigo. Por tanto, no dejes de practicar sesiones de obediencia de forma semanal.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados del bull terrier inglés, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Pin
Send
Share
Send
Send