Animales

Quieres que tu loro hable? Aquí te enseñaremos cómo hacerlo

Pin
Send
Share
Send
Send


Todas las aves que tenemos como mascotas pican, esta es la verdad. Esto aplica también a nuestros queridos y coloridos amigos loros. Sin embargo, es importante saber que esto no quiere decir que todas las aves son agresivas o que tienen problemas de comportamiento. Lo que sí nos aporta es un poco más de información en caso de plantearnos llevar un loro a casa. Eventualmente te picarán, hasta el punto de creer que tu loro te muerde, puesto que con esos filosos picos, será doloroso. No obstante, resulta un error hablar de mordedura cuando de aves se trata, puesto que en su pico no se encuentran dientes.

Si has pasado esa etapa y ya tienes un loro que adoras pero que te pica mucho, es bueno que sepas que este es uno de los problemas más comunes que se observan en las aves "domésticas". Los loros siguen siendo animales salvajes, tienen rasgos instintivos y pueden morder por diferentes razones que ahora conocerás. Aunque es muy común, picar es un problema complejo. De manera que, si tu loro es un ave que repite esta actitud constantemente, continúa leyendo este artículo de ExpertoAnimal y descubre qué hacer si tu loro te pica mucho.

En términos generales

No te sientas mal, solo porque tu loro te pique mucho no quiere decir que no está estrechamente vinculado a ti o a tu familia. La razón principal es que los pájaros muerden porque simplemente son pájaros y es una de las formas que usan para expresarse, especialmente para comunicar muchos aspectos de su vida personal, deseos o necesidades. Pero, detrás de esta sencilla explicación se esconden otras razones que hay que tener en cuenta.

Debes saber, ante todo, que el castigo no es un recurso que deba utilizarse en las aves, ni en ningún otro animal, puesto que suele terminar creando más problemas y traumas a largo plazo. Los loros utilizan sus picos para realizar muchas acciones ordinarias como comer, arreglarse físicamente, escalar, jugar, para sujetar juguetes, alimentos y, por supuesto, a su compañero humano. Si tu loro, normalmente, es bueno y dócil, la clave será evaluar si realmente te está picando o está usando su pico de una manera normal y en absoluto agresiva.

Por otro lado, también ocurre que el loro está estresado porque no le gusta el espacio que le has proporcionado. En este sentido, puede suceder que la jaula sea muy pequeña para él, no olvides que tu loro es un ave. Puede que tenga alguna molestia física que no está a simple vista y picar sea su forma de decírtelo cuando introduces la mano en su casa. Si el comportamiento es cada vez más agresivo y hasta errático, será mejor consultar con un veterinario.

Respuestas emocionales

Picar podría ser un comportamiento aprendido o un temor o respuesta territorial, dependiendo de la situación. Incluso los loros que fueron alimentados a mano directa desde que fueron bebés pueden desarrollar miedo a los seres humanos si no se les acostumbra a socializar de la forma más adecuada y consistente. Incluso las aves que están completamente cómodas con las personas pueden asustarse y picar a su compañero por impulso. Si adoptaste a tu loro siendo un adulto, y te preguntas por qué tu loro te pica mucho, infórmate de su vida anterior, podría traer un trauma del pasado y ser esa la respuesta.

Aprender a ganar la confianza de tu loro puede ayudar a calmar sus miedos y evitarte no solo unos cuantos dolores de cabeza sino de dedos. Estas aves son criaturas emocionales que crean vínculos a través de la confianza y el respeto. Cuídalo mucho y él sabrá apreciarlo. Mantén su casa limpia, que esta sea de buen tamaño, proporciónale entretenimiento con juguetes, aliméntalo y relaciónate con él con cariño.

¿Has pensado que podrías ser tú y no tu loro?

Lo peor que podemos hacer es acercarnos a nuestros pájaros cuando estamos nerviosos o en malas condiciones emocionales. Las aves "domésticas" son muy sensibles y saben captar cómo nos sentimos cuando nos acercamos a ellas. Tu loro percibirá tu estado de ánimo y esto se traducirá en miedo y ansiedad. Tu loro no tiene mucho tiempo para pensar, reflexionar y actuar, probablemente responderá con una "mordida" rápida.

Otro de los motivos que puede llevar a tu loro a picar mucho es porque con esta actitud consigue lo que quiere y está intentando llamar la atención. El comportamiento de picar se refuerza cada vez más para que le atendamos. Si tu loro ya ha aprendido esta dinámica, ignóralo cada vez que pique y préstale atención solo cuando se porte bien. Recuerda que aunque le ignoremos cuando nos pique, no debemos aislarle, se trata de un animal social que nos pide nuestro afecto así que debemos interactuar de forma regular con él: dale atención aunque no la esté solicitando. Pronto, dejará de picar porque sabrá que así no consigue ninguna reacción por parte nuestra. Cuando pique dile que no con firmeza pero sin ser agresivo, y cuando pique sin presionar o se comporte bien, prémialo o acarícialo.

Tu loro puede estar agotado, irritado o de mal humor. Un ave puede morder cuando está cansada y estresada. El descanso es una de las claves para el buen humor de las aves. Ellas necesitan al menos 12 horas de oscuridad tranquila e inalterada para relajarse completamente.

Razones naturales

Las hormonas están directamente relacionadas con los picotazos. Si tienes un loro en plena etapa de juventud y desarrollo, es muy probable que pique más de lo normal. Tal cual un adolescente, humano, las hormonas de tu loro están revolucionadas, y estas se expresan a través de la exploración y el juego. Tu pájaro podría comportarse de forma más activa y alterada. Incluso podría obsesionarse con algunas partes de su cuerpo, como el pico, e intentará picar de todo para medir su propia fuerza.

También se prevee esta situación durante la temporada de cría, no metas mucho la mano dentro de su jaula o ten especial cuidado y toma medidas para protegerte. En este momento las hormonas también se alborotan por lo que podría tender a picar con mayor frecuencia.

Algunos tips para que tu loro no pique tanto

Si te sigues preguntando qué hacer si tu loro te pica mucho, a continuación te mostramos algunos consejos que debes tener en cuenta para guiar su comportamiento:

    Lo más sano que puedes hacer como compañero humano de tu loro (tanto para él como para ti) es educarte e informarte acerca de la personal >

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi loro me pica mucho, ¿qué hago?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Haz que se sienta cómodo

Lo primero que debes hacer para alcanzar el objetivo de que tu loro hable, eshacerlo sentir bien en su nuevo ambiente. ¿Cómo conseguirlo? Con varios pasos muy simples.

    Consigue una jaula amplia. Recuerda, quieres este ave para que sea tu amigo, no tu prisionero. En un ambiente amplio en donde pueda moverse con una limitada libertad, el animal se sentirá más a gusto y ayudará a conseguir tu objetivo más ráp >

    Crea en él una rutina de palabras. ¿Qué quiere decir esto? Cuando tú o algún miembro de tu familia paséis por delante de él, dec >También puedes decirle las mismas cosas cuando le pongas el agua o la comida, como por ejemplo «¿Está rica esa frutita, está rica?»

  • No le enseñes palabras malsonantes. La vida de tu loro hablador se extenderá por encima de los ochenta años, por lo que es muy probable que te sobreviva. Piensa que lo que te resulte gracioso a ti, como que tu animal insulte al que pasa por la calle, no lo sea para la siguiente persona que deba cuidarlo. Cuando tu loro hable, él no sabrá el sentido de las palabras ya que solo imitará sonidos, y no podrás hacerle olvidar algo que ha aprendido.

Por otro lado, si le enseñas palabras que ofendan a otros, es probable que el animal se lleve una mala respuesta de alguien, y que al final termine relacionando que el hablar es algo que le trae problemas y por tanto, deje de hacerlo. Si quieres que tu loro hable y no que sea un grosero escandoloso, no le enseñes nada que no te gustaría que te dijera a ti.

    Recompénsalo. Cuando empiece a decir sus primeras palabras, prémialo con algo de comer o sacándolo un poco de la jaula. Eso sí, si eliges como premio la segunda opción, asegúrate de hacerlo dentro de la casa y que todas las puertas y ventanas estén deb >

Pin
Send
Share
Send
Send