Animales

Cómo inducir el vómito en el perro en caso de envenenamiento?

Pin
Send
Share
Send
Send


Los perros son animales que pueden llegar a ser muy glotones. Esta glotonería a veces puede causarles problemas, ya que se pueden tragar cosas que o no están en buen estado, o que no son aptas para consumo canino. Por este motivo, es conveniente saber cómo hacer vomitar al perro, para que de esta manera podamos evitar que el can acabe teniendo problemas de salud.

Sigue estos consejos para lograr que tu compañero expulse aquello que le puede hacer mal.

Antes de nada, es importante que sepas que en determinadas situaciones que ahora veremos, lo más aconsejable es llevarlo al veterinario para que sea él quien se encargue de inducirle el vómito.

Cuando no hay que hacer vomitar al perro

Como sabemos, a veces nuestros canes nos dan algún que otro susto, por lo que es conveniente que evitemos dejar a su alcance cualquier objeto cortante, producto corrosivo o medicamentos, ya que de lo contrario podría tragárselo. En el caso de que nos descuidemos, o si durante el paseo termina por llevarse a la boca, por ejemplo, un hueso grande, no le haremos vomitar.

Tampoco podremos hacerlo si ya ha pasado mucho tiempo desde que ocurrió el incidente, o si el animal se encuentra débil o inconsciente, ya que podrían obstruirse sus vías respiratorias.

Cómo hacer que el perro vomite

Hacer vomitar a un perro, siempre que no nos encontremos en una de las situaciones antes mencionadas, es más fácil de lo que parece. Para ello, necesitaremos agua oxigenada al 3%, un vaso, una jeringa sin la aguja y agua normal.

Dependiendo del peso del animal, tendremos que administrarle una dosis específica de agua oxigenada. Por ejemplo, si tu perro pesa 5kg, tienes que darle 5ml de agua oxigenada, y si pesa 20kg, 20ml. Hay que poner la dosis exacta, por lo que la aguja nos será de gran ayuda.

Para preparar el remedio, hay que diluir a partes iguales el agua oxigenada y en agua normal. Después, dásela a tu perro por vía oral y hazle caminar un poco para que remedio pase cuanto antes al estómago. Si pasan 15 minutos y no ha vomitado, puedes volver a repetir. Eso sí, si después de esta segunda vez tampoco has conseguido que lo haga, llévalo al veterinario.

Así seguro que pronto podrá volver a correr 🙂 .

Cuándo No Debes inducir el vómito

Hay situaciones en las que NO SE DEBE inducir el vómito:

  • Si el perro ya ha vomitado.
  • Si el perro está en un estado de estupor , respirando con dificultad, o muestra algún síntoma neurológico.
  • Si el perro está inconsciente o con convulsiones.
  • Si el perro ha ingerido un ácido, un álcali, productos de limpieza para la casa o productos derivados del petróleo.
  • Si el perro ha tragado un objeto afilado que podría alojarse en el esófago o perforar el estómago.
  • Si la etiqueta del producto que ha ingerido el animal dice : “No inducir el vómito.

Cómo provocar el vómito en un perro

Provocar el vómito en un perro tiene por objeto prevenir la absorción del veneno.

Puedes provocarle el vómito, dándole al perro agua oxigenada. Una solución del 3 por ciento es más eficaz y es la más común en farmacias y tiendas. Dale 1 cucharadita (5 ml) por cada 5 Kg. de peso corporal del perro. Si el perro no se lo toma con cuchara (muy probable) es mejor tomar el agua oxigenada en una jeringa de plástico y hacérsela tragar con cuidado.

El tiempo que tarda el perro en vomitar después de la primera dosis es de 14 minutos con una duración media de 27 minutos (Journal of the American Veterinary Medical Association. November 1, 2012, Vol. 241, No. 9, Pages 1179-1184. Effectiveness and adverse effects of the use of apomorphine and 3% hydrogen peroxide solution to induce emesis in dogs).

+ Recomendamos tener siempre a la mano una jeringa de plástico del tamaño correcto a administrar oralmente a tu perro.

Repite esta operación cada 15 a 20 minutos, hasta tres veces o hasta que el perro vomite. Pasear al perro después de darle cada dosis puede ayudar a estimularle el vómito.

Una vez que el veneno haya sido eliminado del estómago del perro, dale carbón activado para que absorba cualquier veneno restante y evite una mayor absorción intestinal. El producto oral más eficaz y fácil de administrar es carbón activado. La dosis es de un comprimido de 5 grm por cada 5 Kg. de peso vivo. Si no tienes carbón activado en casa, también puede servir una mezcla de leche y clara de huevo. Debes mezclar 60 ml de claras de huevo y 60 mililitros de leche. Esa mezcla será suficiente para un perro de 5 Kg. Para un perro de 50 Kg será necesario 0,6 litros de leche y 0,6 litros de clara de huevo (recuerda que algunos supermercados la venden en tetra-brick también).

Una vez en el veterinario, éste suministrará el antídoto necesario. Además, con toda seguridad, le colocará una vía endovenosa para administrarle suero, corticoides y por supuesto el antídoto.

Pin
Send
Share
Send
Send