Animales

Enfermedad de Addison en perros - Causas, síntomas y tratamiento

Pin
Send
Share
Send
Send


La enfermedad de Addison en perros es una grave enfermedad que puede ser tratada para que tu mascota viva una vida plena y feliz

Conocida en el mundo veterinario como hipoadrenocorticismo, la enfermedad de Addison en perros produce unos síntomas en tu mascota muy similares a los que sufrimos los humanos cuando la padecemos.

Esto ocurre cuando el propio cuerpo del perro no es capaz de producir por sí mismo la cantidad correcta de ciertas hormonas, como la hormona del cortisol. Las glándulas suprarrenales producen menos hormonas de lo habitual o ninguna, lo que provoca al animal multitud de problemas.

Aunque no es necesariamente mortal, es una dolencia que debe ser tratada de forma estricta para que el perro pueda llevar una vida normal, y la pronta detección va a marcar la diferencia.

Síntomas de la enfermedad de Addison en perros

Por el tipo de desarrollo que tiene la enfermedad de Addison en perros, es muy difícil darse cuenta del problema hasta que el animal muestra síntomas severos y de gravedad. Es difícil que un veterinario afirme que la mascota sufre esta enfermedad de primeras, ya que los síntomas son similares a los de otras enfermedades más comunes.

El perro poco a poco va sufriendo vómitos y diarrea cada vez más frecuentes, mientras que pierde peso de forma progresiva hasta llegar a niveles de anorexia. Lo primero que le notarás será una pérdida de vitalidad, con menos fuerza de la que suele tener, e incluso cierta depresión.

Empieza a ser más evidente que se trata de la enfermedad de Addison cuando el perro comienza con temblores y su ritmo cardíaco baja notablemente, la gravedad en este momento es extrema y debe ser tratado cuanto antes.

Si el perro padece estos síntomas y son a causa de la enfermedad de Addison, los vómitos o la diarrea van a reaparecer, mientras que si se tratara de otra dolencia más común, con un tratamiento sencillo se corta el problema de forma definitiva.

Para poder detectar la enfermedad, hay que realizar al animal un examen exhaustivo, con análisis de sangre, de orina, una radiografía en la zona abdominal y, si fuera necesario, una ecografía también en la zona abdominal.

Si el veterinario cree que con el resultado de estas pruebas puede tratarse de esta enfermedad, nos recomendará una prueba para verificarlo al 100 %, que se llama prueba de estimulación de ACTH. El ACTH es la hormona que estimula las glándulas suprarrenales, que son las encargadas de liberar glucocorticoides y mineralocorticoides. Esta prueba conlleva unas cuantas horas de hospitalización, pero merece la pena realizarla.

Tratamiento de la enfermedad de Addison en perros

El peligro que corre la vida del animal va a depender del estado del desarrollo de la enfermedad. Si se detecta pronto puede ser controlada sin problemas, pero si llega en un estado avanzado en el que el pulso del perro es débil, y la presión arterial demasiado baja, su vida corre grave peligro.

Lo primero que se debe hacer es suministrar fluidos por vía intravenosa para hidratar al animal. Una vez que el perro tiene un nivel de hidratación aceptable se le deben suministrar las hormonas que el cuerpo no es capaz de aplicar por sí mismo.

En primer lugar se le suministran glucocorticoides, aunque algunos animales también precisan mineralocorticoides, que se le pueden suministrar mediante pastillas o por vía intravenosa.

Lo malo es que con esto no curas la enfermedad, sino que camuflas los síntomas añadiendo lo que el cuerpo necesita para mantener su estado óptimo. Como consecuencia, la enfermedad de Addison en perros obliga a que acudas con tu mascota de forma periódica al veterinario para mantener sus niveles hormonales en los niveles óptimos.

Como punto positivo, los perros que sufren esta terrible enfermedad pueden llevar una vida plena, con toda la vitalidad que tenían antes. En ocasiones es necesario modificar las dosis de hormonas para mantenerlos al 100 %, pero a pesar de ser una enfermedad crónica, el perro va a vivir una vida plena y feliz.

¿Cómo se detecta la enfermedad de Addison en perros?

En realidad, la detección de la enfermedad de Addison es muy sencilla, un simple análisis de sangre lo muestra en sus resultados. El problema viene cuando, al ser tan rara esta enfermedad, los veterinarios dan por hecho que los síntomas se deben a otras patologías y no hacen el análisis.

Este análisis consiste en la determinación del porcentaje de cortisol presente en la muestra sanguínea. Después, se le inyecta al perro una dosis de ACTH y tras una hora se repite el análisis con una nueva extracción. Si se observa que las glándulas suprarrenales no han reaccionado al ACTH, significa que el perro padece la enfermedad de Addison. Por el contrario, una alteración (aumento) de los niveles de cortisol indica que no hay enfermedad de Addison en el perro.

Esta prueba no es invasiva ni agresiva con el organismo del animal y es muy fácil de llevar a cabo.

Tratamiento más común para la enfermedad de Addison en perros

La enfermedad de Addison se trata con un medicamento llamado Astonin, que por desgracia no se distribuye en España. Pero no te preocupes, si tu perro tiene la enfermedad de Addison, existen otros tratamientos equivalentes.

Por un lado, existe la posibilidad de solicitar los comprimidos elaborados en botica, a partir de la receta y posología dictada por el veterinario. Por otro, se vende un medicamento inyectable llamado Zycortal que puede sustituir al Astonin. Tu veterinario sabrá recomendarte el tratamiento más adecuado si tu mascota tiene la enfermedad de Addison.

Addison canino - Causas de la enfermedad de Addison en perros

Como hemos comentado, esta enfermedad está causada por la incapacidad del cerebro del perro para liberar ciertas hormonas, llamadas adrenocorticotropica (ACTH). Estas son responsables de mantener los niveles de azúcar correctos, de controlar el equilibro entre el sodio y el potasio corporal, de apoyar la función cardíaca o de controlar el sistema inmunológico, entre otros.

Esta enfermedad no es contagiosa ni infecciosa por lo que no hay ningún peligro si los perros enfermos tienen contacto con otros animales o humanos. Es simplemente un fallo en el organismo de nuestro amigo.

Diagnóstico del hiperadrenocorticismo canino

Para diagnosticar la enfermedad de Addison en perros, lo primero que hará el veterinario es consultar el historial clínico de nuestro amigo, seguido de revisiones físicas y unos exámenes de diagnóstico compuestos por análisis de sangre y orina, ecografías y radiografías abdominales.

Además, para confirmar si se trata de esta rara enfermedad, existe una prueba conocida como prueba de estimulación con ACTH, con la que descubrirán si esta hormona es inexistente en el perro o si las glándulas suprarrenales no responden adecuadamente a ella. Esta prueba no es para nada invasiva y, generalmente, no es excesivamente cara.

Pin
Send
Share
Send
Send