Animales

SuMascota - Tu comunidad de mascotas

Pin
Send
Share
Send
Send


Mantenerlos sanos y protegidos de cualquier agresión exterior forma parte de las tareas de cualquier dueño responsable. Algo en lo que los antiparasitarios para perros no son, ni de lejos, un complemento sino fundamentalmente una necesidad. Una forma de hacer que nuestro animal esté blindado contra aquellos insectos y plagas que pueden afectar no solo a su bienestar sino, sobre todo, a su salud. Una buena razón para que, a la hora de elegir antiparasitarios para perros, lo hagamos sin prisa y conociendo las ventajas e inconvenientes de unos y otros.

Si bien es cierto que muchas veces nos acordamos de esta profilaxis cuando se acerca el buen tiempo, tenemos que contemplar que los antiparasitarios para perros tienen que formar parte de su rutina de todo el año. Aunque podemos creer que el invierno es un escudo natural para nuestros animales, lo cierto es que hay un buen número de insectos que pueden sobrevivir al frío y estar, por tanto, dispuestos a comprometer la salud de nuestro perro.

Por esta razón, y optemos por el tipo de antiparasitarios para perros que optemos, tenemos que llevar un control regular de sus aplicaciones, usos y fechas de caducidad para que nuestra mascota esté en todo momento protegida sin perder de vista un aspecto: la importancia de los antiparasitarios en primavera y verano, los dos más momentos más comprometidos del año.

IDENTIFICAR LAS AMENAZAS PARA ELEGIR ANTIPARASITARIOS PARA PERROS

Antes de decantarnos por alguno de los múltiples tipos de antiparasitarios para perros, es importante conocer de qué tenemos que protegerle exactamente. De esta manera y según incluso el lugar en el que vivamos, podremos elegir el antiparasitario más adecuado para el hábitat en el que se va a desenvolver nuestro animal.

Las dos plagas más comunes en casi cualquier punto de nuestra latitud son las pulgas y las garrapatas. Dos molestos insectos que, más allá del incómodo escozor que pueden provocar, pueden llegar a ser incluso peligrosas tanto para el perro como para nosotros.

Por un lado, las pulgas son uno de los insectos que más reacciones alérgicas provoca tanto en animales como en seres humanos, por lo que controlarlas desde un principio es clave para evitar algunos de sus efectos secundarios: pérdida de pelo, infección por picaduras que se agravan e incluso fiebre. Añadida a estas dolencias está otra que, además, repercutirá en nuestro hogar: la capacidad de reproducción de las pulgas es elevadísima por lo que, de no tener controlada su presencia en nuestro perro, lo más sencillo es que acabemos todos, animales y humanos, siendo portadores de estos incómodos insectos.

Las garrapatas merecen un capítulo aparte. Y decimos esto porque el perjuicio que causan, tanto en animales como en personas, es incluso mayor que en el caso de las pulgas. Ellas son las responsables de transmitir la enfermedad de Lyme: una infección que puede, incluso, comprometer nuestra vida o la del animal. Un buen motivo para que nuestro perro cuente con protección contra ellas no solo en verano, sino durante todo el año.

Ligado a meses de calor o a climas más templados durante el invierno, también tendremos que proteger a nuestro perro de un más que molesto mosquito: el causante de la leishmaniosis. Aunque su picadura solo está activa cuando el termómetro sube, no es para tomarse a la ligera sus efectos en la salud de nuestro animal ya que la picadura del mosquito transmisor infecta con un parásito que es imposible de erradicar. Uno que, aunque puede tratarse y mejorar la calidad de vida de nuestro perro, siempre formará parte de su organismo. Y como vale más prevenir que curar, lo ideal es que evitemos que pueda infectar a nuestro perro velando por su bienestar y utilizando antiparasitarios para perros.

Por último y además de las agresiones externas, tendremos que contemplar luchar contra los parásitos internos. Unos que son, fundamentalmente, de carácter intestinal y que tendremos que paliar con desparasitaciones regulares cada tres meses si queremos cuidar de su salud pero, también, de la de los miembros humanos de nuestra familia.

CÓMO ELEGIR EL ANTIPARASITARIO PARA PERROS IDEAL

Después de conocer las amenazas a las que está expuesto nuestro perro, es más sencillo tomar conciencia a la hora de elegir antiparasitarios para perros. Conocer a nuestros enemigos nos ayudará a elegir la propuesta idónea para él, y aquí es dónde surge la pregunta: ¿por cuál de todos los formatos de antiparasitarios nos decantamos?

Una duda a la que podemos contestar, conociendo las ventajas e inconvenientes que nos ofrecen los distintos tipos de antiparasitarios para perros sin perder de vista un aspecto importante: siempre tendremos que adecuar el tipo de antiparasitario a las características de edad y peso de nuestra mascota.

Pero antes de entrar a conocer cada uno de ellos, nada como ver estos consejos rápidos de nuestra compañera Yolanda. Una forma de saber, también, la mejor manera de aplicar cada uno de ellos.

Descubiertos los detalles, veamos los pros y contras de cada tipo de antiparasitario para perros.

Protección completa en un único antiparasitario para perros. Descubre el collar Scalibor en nuestra tienda online Verdecora

Si buscamos una protección completa contra amenazas y parásitos externos y somos poco disciplinados tendremos que optar por un collar. Es en este formato donde encontraremos una respuesta para combatir pulgas, garrapatas y mosquito de la leishmania de manera conjunta y en una única solución. La duración de su efectividad es ligeramente más larga que en el caso de las pipetas, suelen durar hasta seis meses, y además tiene una ventaja importante ahora que se acerca el buen tiempo: puede mojarse sin perder eficacia de protección.

Una solución para los perros que no toleran los collares. Compra online este antiparasitario para perros aquí

A pesar de que los collares son en muchas ocasiones nuestra primera opción, no todos los perros los toleran bien. De ser así el nuestro, también podemos optar por pipetas que incluyan el mismo espectro de cobertura que un collar y que tan solo nos exigirán manejar con tiento el calendario: su tiempo de efectividad es menor, entre tres y cuatro meses. Algo que nos obliga a estar pendientes de volver a administrarle una nueva dosis cuando esa caducidad de su efecto esté acercándose. La mejor manera de hacer que nuestro perro esté siempre protegido.

Ante una infección de pulgas, nada como un tratamiento de choque. Conoce las características de este producto aquí

Si nos hemos despistado con los tiempos de los antiparasitarios para perro, es más que posible que nuestro can se haya convertido en portador de uno de los primeros insectos dispuestos a invadirle: las pulgas. De ser así, podemos utilizar tratamientos de choque que nos permitan en un plazo de apenas 24 horas eliminar su presencia en el animal. Un punto de partida para retomar la buena costumbre de utilizar el antiparasitario para perros que más nos guste y mantenerlo a salvo de cualquier nuevo visitante que quiera molestarle.

Por último, un consejo: no apurar nunca la protección de un antiparasitario para perros. Su duración no es una ciencia exacta y depende, en gran medida, de los hábitos de nuestro animal, por lo que, si en lugar de renovarlo cuando haya transcurrido el plazo que marca cada fabricante lo hacemos antes, la salud de nuestro perro nos lo agradecerá.

Y tú ¿qué tipo de antiparasitarios para perros utilizas con el tuyo? ¡Cuéntanoslo!

Si necesitas productos antiparasitarios para perros, visita nuestra selección> Antiparasitarios

– Parásitos contra los que protege el antiparasitario:

Ningún producto protege frente a todos los parásitos. Por este motivo, se recomienda la combinación de diversos antiparasitarios con la finalidad de tener a tu perro o gato protegidos al máximo. Por ejemplo: si utilizas un collar antiparasitario que protege frente a pulgas, garrapatas y leishmaniosis, es recomendable utilizar también un antiparasitario interno tipo pipeta. Siempre, consulta antes con tu veterinario para no causar a tu mascota ninguna alergia o posibles complicaciones.

– Edad y peso de tu mascota:

Por norma general, no es recomendable usar un antiparasitario en cachorros menores de 7 semanas de edad ni tampoco en gatos menores de 8-9 semanas. Aún así, te recomendamos que mires atentamente el prospecto del producto o consultes a tu veterinario para asegurarte. En el caso de las pipetas y las pastillas antiparasitarias, el peso de tu mascota es uno de los factores más importantes. La dosis que se le administra a tu perro o gato va en función de los quilos que pese. Si le vas a comprar un collar, ten en cuenta las tallas dependiendo si tu mascota es grande, mediana o pequeña.

– Beaphar Antiparasitario Natural Perro:

Las tabletas antiparasitarias Beaphar son 100% naturales y protegen frente a parásitos intestinales o, en el caso que tu perro ya los tenga, ayudan a expulsarlos y mantener una buena salud digestiva. Son ideales para perros que han presentado previamente algún tipo de alergia a productos con compuestos químicos.

– Pipetas Advocate Spot On Gato:

Con la garantía de Bayer, las pipetas Advocate protegen tanto de parásitos internos como externos. En concreto, son eficaces contra pulgas, gusanos del corazón, ácaros del oído y nematodos intestinales. Son una opción ideal por su facilidad de aplicación y versatilidad.

– Scalibor Collar Antiparasitario para perro:

El collar Scalibor protege frente a mosquitos y garrapatas durante 6 meses, y también frente al flebótomo de la leishmaniosis durante 4 meses. Puede utilizarse tanto en perros como en cachorros a partir de las 7 semanas de vida, así como en hembras en períodos de gestación o lactancia. Uno de los más completos y económicos.

– Seresto Collar Antiparasitario para perro o gato:

Efectivo frente a pulgas y garrapatas que destaca por su durabilidad. Gracias a su sistema de difusión, el collar Seresto con una sola aplicación tu perro estará protegido hasta 8 meses. No puede usarse en animales en gestación o lactancia. Cuenta con la garantía de Bayer y es resistente al agua.

– Advantix Pipetas Antiparasitarias para perro:

Aplicando una pipeta al mes, tu perro quedará protegido de garrapatas, pulgas, flebotomos, mosquitos y la mosca de los establos. En el caso de las pulgas y las garrapatas, no solo las repele, también las elimina. Las pipetas Advantix no se puede utilizar en cachorros menores de 7 semanas de edad. Cuenta con la garantía de Bayer.

– Fiprotec Pipetas para perro y gato:

Cada pipeta protege frente a pulgas y garrapatas durante un mes. Son muy económicas y tienes la posibilidad de combinarlo con un Pulverizador Insecticida Ambiental para mantener también limpio el entorno de tu casa.

En el caso de alergias

Aunque no es habitual, algunos antiparasitarios pueden producir algún tipo de alergia en perros y gatos sensibles. Por este motivo, se recomienda estar atentos después de su aplicación. En el caso de las pipetas, te recomendamos aplicarle un poco de producto en una zona pequeña del cuerpo y ver si sufre algún tipo de reacción alérgica.

Y tú, ¿qué antiparasitarios utilizas? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Puedes ver todos nuestros productos antiparasitarios para perro haciendo click en este enlace: Antiparasitarios para perro.

Puedes ver todos nuestros productos antiparasitarios para gato haciendo click en este enlace: Antiparasitarios para gato.

Video: Mascotas reaccionan ante la "muerte" de su dueño (Agosto 2020).

Pin
Send
Share
Send
Send