Animales

Castrar a un perro: ventajas y desventajas

Pin
Send
Share
Send
Send


Existen muchos temores y mitos sobre la castración en los perros así como información mal manejada que puede llevar a una mala interpretación sobre este procedimiento.

Los perros, al igual que todos los animales no son influenciados por su sexual >perro, este no perderá vitalidad, energía ni tampoco tendrá ningún tipo de comportamiento fuera de lo común.

La castración del perro consiste en retirar ambos testículos a través de una pequeña incisión por delante del escroto. La cirugía no presenta inconvenientes y se puede realizar a partir de los 2 meses de edad. Tu mascota requerirá un pocos días para sanar la pequeña operación y podrá seguir una vida normal.

Al castrar a tu perro, este no dejará de ser macho. Sólo perderá el deseo de aparearse. Dejando a un lado el instinto de reproducción, tu perro contará con una vida más prolongada y también beneficiará al problema de sobre población de mascotas no deseadas.

Otro de los beneficios es que el perro suprime comportamientos no deseados tales como la agresividad, el marcaje continuo de territorios, mal humor, aullidos y el deseo de fugarse (que en muchas ocasiones suele suceder). Según estimaciones científicas, el 80% los machos castrados dejan de marcar territorio de inmediato, mientras que el otro 20 lo va haciendo gradualmente.

Además, beneficia a disminuir los niveles de estrés que, como ya hablábamos en otro artículo, puede causar agresiv >perro. Quizá el comportamiento es uno de los factores que más se ve beneficiado por la castración. Cabe destacar que estos cambios también van de la mano con la educación y entrenamiento que el animal ha recibido.

Creíble o no, la obesidad en los perros está ligada con la producción hormonal. Un cachorro castrado tenderá a sufrir menos de obesidad debido a que el metabolismo tiende a disminuir la producción de testosterona, lo que conlleva a que el organismo necesite menos energía para poder funcionar.

Finalmente se maneja el mito que un perro castrado tiende a ser más holgazán, pierde la alegría y las ganas de jugar entre otras cosas. En mi experiencia jamás he visto un caso en donde un perro cambie su naturaleza o sufra cambios en su inteligencia al ser castrado. Al contrario, todo el estrés, obsesiones y mal humor causado por exceso de testosterona se irá emancipando poco a poco lo que beneficiará al su mascota.

Depende de los dueños el castrar o no a un perro. Antes de hacerlo es recomendable meditar si la vida sexual de tu perro es realmente importante o no. Al final, tanto un perro castrado como uno no castrado, son igual de fieles y cariñosos. Todo está en saberlos educar.

La castración evita perros indeseados

En muchas ciudades existe una sobrepoblación de mascotas. Esto quiere decir que millones de perros y gatos no tienen un hogar. Algunos viven en un refugio, otros en la calle. No hay casas y familias suficientes para todos. Esto podría reducirse con la esterilización.

Así es, porque castrar a un perro no es algo que únicamente se hace en animales callejeros o abandonados. Los que tenemos en casa también, ya que de esta manera no traen al mundo más mascotas, y le dan la oportunidad a las existentes de ser adoptadas.

Castrar a un perro tiene beneficios para su salud

La edad recomendada para esterilizar a un perro es entre los 6 y los 9 meses de vida. Sin embargo, un cachorro puede ser castrado a partir de las 8 semanas, siempre y cuando esté sano. Los adultos, a su vez, pueden ser operados, pero cuanto más grandes sean, más riesgos o complicaciones podría haber en el procedimiento, aunque se trate de una intervención muy simple.

En cuanto a los beneficios de castrar a un perro para su salud, podemos destacar que los machos esterilizados no padecen cáncer de testículos al ser extirpados. Esta enfermedad es una de las causas de muerte en los canes.

Tampoco desarrollará problemas de próstata. En el caso de que no lo castremos, ese órgano irá aumentando gradualmente (a medida que el perro crece). Esto puede ocasionar problemas de micción. Si bien la esterilización no protege por completo contra el cáncer de próstata, si reduce los riesgos de padecerlo, así como también las infecciones.

Ventajas en el comportamiento del perro

Por otra parte, debemos hablar de los beneficios que tiene castrar a un perro en relación a su comportamiento. Al igual que sucede con los seres humanos, los caninos también actúan según sus hormonas sexuales (testosterona). Merece la pena destacar que no se modificarán aspectos tales como la alegría, la simpatía o la personalidad del animal después de haber sido esterilizado.

Sin embargo, habrá ciertos cambios en cuanto a sus hábitos, relacionados al apareamiento, que son buenos para el animal (y también para los dueños). Por ejemplo, dejará de orinar en cualquier sitio para marcar territorio. De esta manera, los peludos despiden testosterona. Cuando el perro está castrado, sólo orinará por cuestiones fisiológicas, y no en todos lados.

Además, en aquellos animales acostumbrados a escaparse o que intentan escabullirse de casa buscando hembras en celo, la castración los vuelve más tranquilos. Al no tener el impulso de vagabundear para reproducirse, se quedarán en casa.

Si quieres castrar a un perro porque el tuyo es muy agresivo, no dudes en hacerlo. La esterilización disminuye la posibilidad de que se pelee con otros animales y, en algunos casos, fomenta la socialización en ámbitos externos a la casa (por ejemplo, en el parque). Se cree que los problemas “sociales” ente perrunos están relacionados a las hormonas.

Lo mejor es castrar a un perro antes de que llegue a la madurez sexual, para que no desarrolle hábitos no deseados. Si tu mascota ya tiene varios años y lo esterilizas, es probable que continúe con su comportamiento, aunque menos pronunciado.

Es preciso saber entonces que esta intervención no es una solución para los problemas de conducta. Aunque reduzca notablemente los niveles de testosterona, no significa que no producirá nunca más esa hormona. Los efectos de la castración dependerán de la personalidad, la fisiología, y hasta de la enseñanza.

¿Cuáles son las desventajas de castrar a un perro?

A pesar de que la esterilización es un proceso muy ventajoso, trae como consecuencia ciertos efectos secundarios:

  • Un perro macho castrado se puede convertir en atractivo para los no esterilizados.
  • Puede crecer un poco más de altura si se lo opera antes de terminar el proceso de crecimiento.
  • Está predispuesto a desarrollar dos tipos de cáncer (osteosarcoma y hemangiosarcoma).
  • Tiene mayor riesgo de padecer displasia de cadera o ruptura del ligamento cruzado craneal.
  • Un can castrado suele desarrollar hipertiro >

Ventajas de castrar a un perro

  • Lacastraciónen perros influye decisivamente enconductas relacionadas con el patrón reproductivo o con procesos hormonodependientes

De esta forma la castración es un claro método de prevención para perros con problemas de comportamiento que pueden resultar incómodos para el propietario y motivar al abandono o una eutanasia para perros. Otro de los motivos por los que el perro acaba en la perrera. Se pueden usar otras técnicas de adiestramiento como los collares eléctricos para perros, para así evitar la castración.

A partir de aquí, tenemos una primera línea de argumentación que nos ayudará a valorar de una manera objetiva y eficaz en qué casos castrar puede aumentar el bienestar de un animal.

Si esas conductas están complicando la vida del propietario o poniendo en riesgo la vida del animal (cruza la calle en busca de hembras y no acude a tu llamada), castrar podría ser parte de la solución.

Sin embargo, no podemos esperar que lacastraciónelimine de forma radical los comportamientos agresivos de nuestra mascota, sobre todo en machos.

Esto es debido principalmente a que muchos tipos de agresividad están causados por razones ambientales o están relacionados con problemas en el aprendizaje y formas de adiestramiento para perros. Por ejemplo para eliminar conductas en las que el perro ladra de manera descontrolada sin motivo, los collares antiladridos pueden ser de ayuda.

De hecho, en el caso de hembras que han mostrado agresividad competitiva, la castración puede estar contraindicada. En estos casos, la castración puede tener un efecto rebote y las perras una vez castradas pueden volverse más agresivas.

También te puede interesar:

Además nos gustaría aclarar un falso mito. La castración no implica que el proceso de adiestramiento sea mas fácil y llevadero, al igual que tampoco influye en el rendimiento de los perros de trabajo.

  • Castrar disminuye considerablemente el riesgo de padecer tumores mamarios así como cáncer de testículos

En el caso de las hembras, este tipo de tumores son los más comunes. Esta afirmación está basada en estudios clínicos que lo demuestran.

  • La castración ayuda también a la prevención de cualquier enfermedad relacionada con el útero

Cuando hablamos de enfermedades relacionadas con el útero nos referimos a los desórdenes relacionados con la gestación como por ejemplo, la pseudogestación (comúnmente conocida como “embarazo psicológico”) y también con el parto. Este tipo de desordenes son muy frecuentes en los perros

2 comentarios en “Pros y contras de castrar a un perro. Diferencias entre castrar y esterilizar”

hola es que me ma miedo castrar a mi perro.pero leo que por una parte es mejor pero por otra tambien le puede afecta y encima se me pondría gordo no me gustaría eso yo quiero por un lado aserlo pero me da miedo por otro lado por si le pasara algo l como escuchado le puede dañar a la cadera o puede engorda eso es verdad? y que tambien produce dos cáncer a castrar al perro que es posible entonces estamos en la misma no?

Aquí lo mejor es que consultes al veterinario, cada caso es distinto. Un saludo

Video: CASTRACIÓN - Ventajas y Desventajas de CASTRAR a tu PERRO (Agosto 2020).

Pin
Send
Share
Send
Send